Protegen a promotores de desarrollos en Ruta del Vino

El alcalde porteño no descartó que funcionarios de su gobierno promuevan trámites ilícitos a sus espaldas

Ensenada

Autoridades del Ayuntamiento de Ensenada se niegan a revelar el nombre de quien entregó en Presidencia Municipal una carpeta con el anteproyecto para la actualización del programa de desarrollo de la Ruta del Vino.

El alcalde de Ensenada dio a conocer hace unos días que el trámite entró por Presidencia el 4 de septiembre y que lo firmó de recibido una secretaria, quien a su vez, lo turnó a las oficinas de Consejo de Planeación para Desarrollo de Ensenada (Copladem).

Según relató el primer edil, la documentación pasó de mano en mano, sin que ningún funcionario le informara sobre las pretensiones.

“Pedí que se investigara de dónde había salido esta propuesta. No es deslindarnos sino que es un trámite burocrático normal, que llega la documentación, la secretaria lo agarra y se turna a Compladen, que es quien tiene que resolver esto”, respondió.

La carpeta iba dirigida a Juan Valenzuela, coordinador general de Copladem, en la que le informan sobre un estudio de actualización de los valles vinícolas de la zona Norte, por lo que promovieron una consulta pública sin supuestamente tener la identidad del remitente.

El alcalde porteño no descartó que funcionarios de su gobierno promuevan trámites ilícitos a sus espaldas, ya que conoce los planes de los directivos de la compañía constructora Lagza, de Playas de Rosarito, de la que se deslindó.

“Carlos Lagos es cuñado de Ricardo Zazueta, entre los dos sé que adquirieron unas mil hectáreas de lo que era Olivares Mexicanos, efectivamente Ricardo Zazueta (subsecretario de gobierno municipal) es funcionario de este XX Ayuntamiento pero no hay ningún tráfico de influencias y no me ha pedido ningún apoyo y si me lo pide en ese sentido definitivamente no se lo daría”, detalló.

Aunque Pelayo Torres aseguró que investigará a los funcionarios que estén interesados en que haya cambios en la Ruta del Vino, no se comprometió a sentarlos sobre la mesa para que expliquen a la opinión pública las verdaderas intenciones.