Tercer informe del alcalde; sin contrastes ni críticas

En el segundo informe de actividades el regidor panista, Erwin Areizaga, criticó y contrastó los puntos que había dado a conocer minutos antes Bustamante Anchondo.

Tijuana

El tercer y último informe de actividades del alcalde de Tijuana, Carlos Bustamante Anchondo, se llevará a cabo en dos lugares diferentes; este miércoles el Cabildo de Tijuana aprobó cambios al protocolo del evento para que los regidores presenten sus posturas durante el primer tiempo, en el Palacio Municipal.

En el segundo informe de actividades el regidor panista, Erwin Areizaga, criticó y contrastó los puntos que había dado a conocer minutos antes Bustamante Anchondo, provocando abucheos y chiflidos en su contra por parte de algunos presentes.

Pero en esta sesión de cabildo y en medio de una discusión, Areizaga, acusó al alcalde tijuanense de querer coartar la libertad de expresión de los ediles de oposición para que no expresaran sus posturas con respecto a lo que había sido hasta ese entonces su gobierno.  

“Sabemos porqué es, porque no quiere que le arruinemos o que expongamos cuál es nuestro posicionamiento de la situación real de nuestra ciudad y lamentamos mucho que en estos tiempos, en la actualidad, tengamos políticos que se dicen demócratas y obviamente lo que busquen es inhibir la participación de los integrantes de este cabildo. Yo sí me siento totalmente sorprendido”.  

El edil panista argumentó que la ciudadanía tiene derecho a escuchar ambas versiones de lo que ha sido el gobierno de Bustamante Anchondo.

En respuesta el presidente municipal, explicó que los cambios en el protocolo del evento son para ajustarse a la agenda del gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, quien estará presente ese día.

“Yo no le tengo miedo, la historia está ahí y cuentas claras... tú insistes en mal informar junto con un medido dedicado a golpear y luego siempre te tengo que corregir porque das mal la información”.

El regidor priista, Eduardo Enrique Parra respondió que en aquella ocasión, durante el segundo informe, Areizaga había utilizado más minutos de los permitidos para hablar por lo que se tomó la medida de realizar el informe en dos partes.