Priva el machismo y la transfobia en la Policía: activista

Víctor Clark refirió que es una práctica recurrente que personas transexuales sean molestadas o detenidas por la Policía Municipal
(Milenio Radio)

Tijuana

Víctor Clark Alfaro, director del Centro Binacional de los Derechos Humanos, aclaró que no es un delito que un hombre vista de mujer o viceversa. Explicó que por el reforzamiento de esta idea por parte de la sociedad y las autoridades incluso hicieron creer a la comunidad transexual que esto era ilegal, cuando no lo es.

En entrevista por Milenio Radio, Clark expuso que personas transexuales sean molestadas o detenidas por la Policía Municipal es una práctica recurrente.

Clark Alfaro comentó que él ha sido testigo experto en casos de asilo por derechos humanos en Estados Unidos; resaltó el caso reciente de Bárbara, quien desde hace dos años es hostigada por elemtntos de seguridad y tendría la posibilidad de solicitar el asilo al vecino país.

Comentó que recientemente sostuvo una reunión con comandantes de la sección Centro y líderes de comunidad transgénero; la cual, comentó, fue inútil, porque una de las líderes que asistió fue detenida arbitrariamente poco después.

Refirió un prejuicio “estructural, patológico” en la corporación policíaca, donde “privan la hipermasculinidad, el machismo y la transfobia”.

Expuso que según estimaciones, en la Zona Centro de la ciudad hay más de 500 transexuales viviendo, y alrededor de 200 de ellas se dedican al trabajo sexual, el cual, aseveró, no es ilegal. Comentó que existe una “doble moral” ya que, aunque se reservó nombres, aseguró que funcionarios públicos e incluso los mismos policías municipales que las hostigan son sus clientes.

Lamentó que la sociedad limite las opciones laborales para esta comunidad, acotando sus oportunidades: trabajan como bailarinas, meseras o en salones de belleza; así como la profunda homofobia y transfobia que perdura en el país.

Clark Alfaro mencionó que los transexuales se han acostumbrado a la discriminación, pero no se han resignado.

Respecto a las denuncias que han interpuesto por abusos, expresó que la “Sindicatura está estructurada para desalentar la denuncia”; “es un elefante blanco” que rara vez resuelve, opinó.