Prevén cierre de panaderías con nuevo régimen fiscal

No sólo es el 8% de impuesto adicional al pan dulce; los 5 puntos porcentuales "extra" de IVA y la facturación electrónica dejan en la expectativa a las 600 panaderías que existen actualmente en TJ
Pan dulce
(Marcos Morales)

Tijuana

Para la delegada de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora en Tijuana, Linda Fraijo, las panaderías tradicionales, de esas que ofrecen conchitas, orejas, cuernitos y teleras hechas el mismo día de su venta al consumidor, serán negocios en peligro de extinción este 2014.

Ya el año pasado se registró un cierre de panaderías artesanales en Tijuana: 25 de cada 100 negocios que recibieron el 2013 en pie, cerraron sus puertas antes de que terminara el año por no poder hacer frente a la competencia de cadenas nacionales y transnacionales. Ahora la situación será todavía más crítica.

No sólo son los cinco puntos porcentuales añadidos al IVA en la frontera. También es un ocho por ciento adicional por el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a pan dulce, y un nuevo régimen fiscal que deja en desventaja a alrededor de 200 pequeñas panaderías.

"Todavía con esos incrementos que el gobierno nos está dando y si a eso le sumamos que muchas panaderías no cuentan con una computadora, herramientas para hacer una factura electrónica, ¿de qué manera van a vender si tuvieran qué facturar? Ya ve que el Repeco ya no va a existir, hay que facturar y ahorita es electrónica, esa gente que no tiene capacidad económica e intelectual de hacerlo, ¿qué pasa con esa gente?", cuestionó.

Linda Fraijo explicó que por lo menos los negocios incorporados a la Cámara Nacional de la Industria Panificadora de Tijuana tratarán de mantener costos similares al 2013 durante enero, mes que será un parteaguas para ver cómo se moverá el negocio del pan durante el 2014.

Pero de antemano calcula un 15 por ciento de alza en el costo del pan dulce, no así del pan blanco que nada más resentirá la homologación del IVA.

"El bolillo, ciabatta, telera, baguette, qué sé yo, el pan blanco no lleva; pero si queremos consumir un pan dulce, el pan mexicano, ya hablamos del incremento...es que una conchita yo siento que está dentro de la canasta básica, un puerquito, el pan dulce no es un pastel, es un pan, el pan tradicional, el que no debe faltar en la mesa de un mexicano", mencionó.

Por lo pronto, el Día de Reyes será el preludio de lo que viene para la industria panificadora este 2014. Y de acuerdo a la delegada de la Cámara en Tijuana, ya desde el año pasado no había una panadería en la ciudad que presumiera de haber vendido todas sus roscas.