Presentará PDIB informe sobre violaciones a derechos de migrantes

“Violaciones a derechos humanos de personas migrantes mexicanas detenidas en los Estados Unidos 2012-2013” es el título del segundo informe del programa

Tijuana

Este viernes 25 de octubre, el Programa de Defensa e Incidencia Binacional (PDIB) de la Iniciativa Frontera Norte de México, presentará su segundo informe, “Violaciones a derechos humanos de personas migrantes mexicanas detenidas en los Estados Unidos 2012-2013”.

La presentación tendrá lugar en la Casa del Migrante en Tijuana, a las 5 de la tarde.

El programa basa sus esfuerzos en las fronteras de Ciudad Juárez, Chihuahua; Agua Prieta, Sonora; y Tijuana-Mexicali, Baja California para realizar la detección, documentación y acompañamiento en casos de violaciones a derechos humanos de connacionales repatriados desde los Estados Unidos.

Como resultado de este trabajo, este año culmina su segundo informe, el cual da cuenta de las entrevistas aplicadas a 387 personas durante 16 meses sobre condiciones en los centros de detención, debido proceso, separación familiar y violaciones a derechos humanos en México.

El primero de ellos destaca las condiciones de infraestructura que resulta en tratos crueles, inhumanos y degradantes hacia las y los mexicanos sujetos a procesos de expulsión de los Estados Unidos, así como la omisión de entregar las pertenencias personales a connacionales durante su repatriación, lo que transgrede el derecho a la propiedad y otras prerrogativas fundamentales.

Respecto al debido proceso, resaltan las faltas al derecho a la información en distintos niveles, que desencadenan una serie de procesos irregulares en la expulsión de personas migrantes, quienes además se ven obligados en ocasiones a renunciar al ejercicio de otros derechos por la coerción que representan las condiciones de detención.

El rubro de separación familiar involucra un primer acercamiento a las madres y padres mexicanos que, a raíz de un proceso de expulsión de los Estados Unidos y las fallas al debido proceso, sufren la separación de sus hijos e hijas de ciudadanía estadounidense.

Aun cuando el objetivo del PDIB es evidenciar las violaciones ocurridas en los Estados Unidos, la recurrencia de actos violatorios perpetrados en territorio nacional no podía ser desatendida, ya que involucra la responsabilidad internacional del Estado mexicano de proteger a toda persona bajo su jurisdicción.