Petición de aumento al transporte, sin llegar al Cabildo todavía

Aunque líderes transportistas han manifestado su interés por aumentar el pasaje del transporte público en un peso, la propuesta formal no ha llegado al Ayuntamiento de Tijuana.

Tijuana

El incremento de un peso a la tarifa del transporte público de Tijuana todavía sigue en declaraciones y buenos deseos. Y es que a la Comisión de Transporte del Cabildo no ha llegado ninguna solicitud formal por parte de los transportistas que exigen un alza al pasaje.

La regidora Rosa Aurora Martínez Herrera, presidenta de la Comisión de Vialidad y Transporte, adelantó que esta semana, los líderes de agrupaciones transportistas y autoridades municipales se reunirán con el alcalde Jorge Astiazarán Orcí y entre todos determinar si la petición es viable o no.

"En realidad yo les hacía ese planteamiento, ¿realmente un peso les resuelve?, no lo sé, eso lo contestarán ellos y ese fue el acuerdo, presentarnos en la reunión de trabajo si es suficiente o no es suficiente"

El último aumento al pasaje del transporte público se registró en el 2011, cuando el Cabildo de Tijuana aprobó un alza de dos pesos al transporte público masivo en dos fases: un peso en el 2011 y otro más, en el 2012, pero este último incremento se suspendió.

Rosa Aurora Martínez reconoció que los acuerdos de Cabildo no pierden vigencia y este dictamen aprobado en el 2011 deberá revisarse nuevamente y ver si procede, aunque sólo incluiría a camiones de modelo reciente.

"Son puntos técnicos que debemos revisar con esa frialdad y además pensar en los usuarios de transporte porque si hacemos una encuesta con los que están aquí, pues nadie va a querer pagar un peso más si usan cuatro calafias o cuatro taxis, esa es la otra parte"

Desde que se aprobó la reforma hacendaria, el sector transportista de Tijuana manifestó su interés en subir en un peso el pasaje: agrupaciones de taxistas y camiones como la empresa Azul y Blanco son algunos de los que encabezan esta petición.

Actualmente, Tijuana es la ciudad con el transporte público más caro del país: un boleto para una unidad de transporte público masivo cuesta entre 10 y 15 pesos y el pasaje para un taxi, entre 12 y 18 pesos dependiendo de la ruta.