Persiste el peligro en Terrazas de la Presa; avanzan deslizamientos de tierra

La advertencia de lluvias en la ciudad aumenta el riesgo de deslave en casas en el área y mantiene en alerta a los residentes ante lo que pudiera pasar
Persiste el peligro en Terrazas de la Presa; avanzan deslizamientos de tierra
Persiste el peligro en Terrazas de la Presa; avanzan deslizamientos de tierra

Tijuana

En tan sólo cinco días, las tres viviendas más afectadas por un deslizamiento de tierra en el fraccionamiento Terrazas de la Presa se hundieron más de cuatro metros y sufrieron daños irreparables, lo que obligó a otras familias a abandonar sus hogares, cercanos a la zona de riesgo.

La advertencia de lluvias en la ciudad aumenta el riesgo de deslave y mantiene en alerta a los residentes ante lo que pudiera pasar.

Una parte de la ladera fue cubierta con plástico para disminuir el impacto de las lluvias sobre el terreno que ya presenta graves daños. Vecinos estiman que la mayoría de las familias que habitan las 14 viviendas en riesgo, se fueron ante la promesa de lluvias.

Martha Moreno, una de las residentes del fraccionamiento ubicado al este de la ciudad, teme que su casa pueda ser sepultada por escombros de las casas cuesta arriba que han sufrido graves daños.

"Yo vivo más abajito, por eso vengo a ver aquí para ver todo el desorden pero todo aquí es relleno, compactado, ¿no? Así se vendieron pero es un fraccionamiento caro y creo nada más pusieron el plástico (sobre la ladera) pero eso no ayuda a solucionar las cosas", resaltó.

Mirna López acudió a la zona de los deslizamientos de tierra, porque ella ha detectado grietas por toda su casa y teme que empiece a colapsar como las viviendas dañadas a dos cuadras de su propiedad.

"Yo he notado que mi casa se está abriendo y que está tronando desde cuando...tanto sacrificio que yo trabajé para hacer sola mi casita", refirió.

En la zona de derrumbes vigilan día y noche cuatro guardias de seguridad privada que personas no entren a la ladera, que además está acordonada en todos los accesos.

La policía municipal mantiene turnos de vigilancia permanente sobre las casas de las personas que han abandonado su propiedad.