'Pegarán' nuevos impuestos a las franquicias

La reforma fiscal no sólo golpeará a las franquicias de la franja fronteriza, sino que el gravamen a refrescos restará competitividad a estos negocios, la mayoría relacionados con alimentos y bebidas

Tijuana

La “cuesta de enero” del 2014 tendrá dos nuevos elementos que golpearán al modelo de franquicia que se ha venido fortaleciendo en los últimos años en México y en especial a los de la franja fronteriza.

Además de la homologación del IVA al 16 por ciento generalizada para toda la frontera, que repercutirá por igual sean comercios, gobierno o el bolsillo ciudadano, el nuevo impuesto a bebidas azucaradas y refrescos también es un factor que preocupa a estos negocios y es que hasta un 35 por ciento de los alrededor de 75 mil puntos de venta en el país, están relacionados con el rubro de alimentos y bebidas.

El presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias, Diego Elizarrarás Cerda, reconoció que hay una preocupación en este sector, que actualmente representa hasta un 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

"Compites con cinco puntos porcentuales que de entrada no están considerados, luego si están en el tema de los alimentos está el impuesto al refresco... y le sumamos la capacidad del último consumidor, de decidir si lo quiere consumir aquí o en el otro lado", expuso Elizarrarás Cerda.

El presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) refirió que todavía es muy pronto para hablar de cifras y el impacto que tendrá esta reforma fiscal en números, aunque de facto se entiende que habrá un cambio en las políticas y estrategias de las empresas para hacer contrapeso a estas medidas.

Mientras que establecimientos de esta frontera recurrirán al recurso de amparo colectivo contra la homologación del IVA, hay otros gravámenes como el impuesto especial de un peso por litro en bebidas saborizadas, el 5 por ciento en comida chatarra, que repercutirá.