PRD y PAN apoyan a Peña Nieto; Morena no: AMLO

De nuevo hizo un llamado a la resistencia pacífica para evitar la aprobación de lo que llamó “el empoderamiento de las grandes empresas”
Archivo Milenio
(Gabriela Martínez)

Tijuana

El dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, advirtió que ni el Partido Acción Nacional (PAN) ni el de la Revolución Democrática (PRD) representan una oposición verdadera para el gobierno del presidente de México, el priista Enrique Peña Nieto.

Nuevamente hizo un llamado a la resistencia pacífica para evitar la aprobación de lo que llamó “el empoderamiento de las grandes empresas” y convocó a la movilización que se tiene planeada para el próximo 27 de octubre en el Zócalo de la Ciudad de México.

“El regreso del PRI es como el retorno de ese dictador, Antonio López de Santa Anna...están queriendo acabar con México. Eso es el PRD, como también lo apoya el PAN (al presidente Enrique Peña Nieto), pero nosotros no, Morena no. Estamos muy bien nosotros, porque Morena es la única oposición que hay”, expresó.

López Obrador no habló sobre intenciones de contender nuevamente por la Presidencia de la República en 2018, pero señaló que antes de pensar en candidaturas para esas elecciones primero se debe poner un alto a las reformas energética y hacendaria.

“No sabemos qué nos depare el destino, pero ahorita lo más importante es parar a los ladrones que se quieren robar el petróleo”, dijo.

El también ex jefe de Gobierno del Distrito Federal (DF), descartó que exista una ruptura dentro de las izquierdas, aunque aseguró que sólo Morena podría representar una oposición para el gobierno.

López Obrador, quien este sábado estuvo de visita por Tijuana para encabezar la primera asamblea estatal de Morena en el norte del país, detalló que en otros siete estados se alcanzó el registro de los 3 mil afiliados que requiere el IFE para reconocer la asamblea.

Durante su discurso, aseguró que los representantes de Morena no buscan ningún cargo público, pero insistió en que buscan oponerse a la aprobación de las iniciativas del presidente.

Advirtió que de aprobarse la reforma energética, las empresas transnacionales tomarían el control del gobierno dejando a un lado al ejecutivo en turno, quien sólo serviría como “un florero”.

En relación a la reforma hacendaria y la propuesta de homologar el IVA en la frontera del 11 al 16 por ciento, se dijo en contra y además criticó el intento de incrementar los impuestos a la clase media y no a “los que más tienen”.

También criticó la distribución de los recursos públicos y recordó la compra del avión presidencial, que tuvo un costo de 7 mil millones de pesos.

"Que cancele esa compra y ese dinero se destine a apoyar a los damnificados de las inundaciones", recomendó.