Niega ‘Tito’ Robles’ uso indebido de recursos

El ex alcalde de Rosarito explicó que debido a la falta de aportaciones federales y estatales, no se pudo liquidar el pasivo que se heredó de la administración anterior.

Tijuana

El ex alcalde de Rosarito, Javier Robles Aguirre, negó las acusaciones sobre el uso indebido de recursos durante su administración y aseguró que de recibir una demanda en su contra, levantará una denuncia penal por difamación contra el actual presidente municipal, Silvano Abarca Macklis.

Explicó que debido a la falta de aportaciones federales y estatales, no se pudo liquidar el pasivo que se heredó de la administración anterior, que ascendió a los 100 millones de pesos, lo que generó incumplimiento en el pago de salarios y otros rezagos en el Ayuntamiento, por lo que exige al actual edil presentar las pruebas sobre las acusaciones.

"Hace señalamientos muy directos, pues que presente las pruebas que dice tener y si dice que ha estado revisando inventarios, pues no entiendo cómo salieron tan rápido en estos días. No hubo recursos suficientes nunca, nunca los hubo, desde el inicio de esta administración. Nosotros pagamos 100 millones de pesos que nos dejó la anterior administración y no recibimos un sólo peso por parte del gobierno del estado ni del gobierno federal. Yo no me voy a dejar ser víctima de difamaciones ni voy a dejar que de manera infundada hagan todo tipo de señalamientos irresponsables"

Por tal motivo, reconoció que quedó sin liquidarse una catorcena al personal sindicalizado, sin embargo aseguró que anteriormente se pactó un acuerdo verbal entre diputados locales y el gobernador electo Francisco Vega de Lamadrid, donde el mandatario se comprometió a destinar 3 millones de pesos para cubrir dicho adeudo, sin embargo el recurso nunca llegó.

Además aseguró que dicha problemática fue notificada a Abarca Macklis antes de ocupar el cargo, por lo que sabía sobre la crisis financiera que atravesaba el municipio y los problemas que enfrentaría para pagar la nómina a sus empleados.

En entrevista por Milenio Radio, el actual presidente municipal del puerto anunció que interpondrá una denuncia en contra de su antecesor, el priista Javier Robles Aguirre, así como el tesorero y síndico en relación a un listado de bienes muebles que "no encontró".

Asimismo, el panista reveló que empezará con una acción en contra de dos regidores y una empleada del Ayuntamiento pasado, quienes gastaron más de 300 mil pesos en cirugías que no estaban permitidas en el reglamento.

Al respecto, Robles Aguirre, reconoció que a dos de los regidores se les realizó una operación,