Necesario reforzar el núcleo familiar para evitar delincuencia

El director del Instituto Regional de Investigación sobre Prevención y Participación Ciudadana reveló que los jóvenes desconocen los riesgos que implica integrarse a las actividades delictivas
Entrevista: Alfredo Pérez Hernández - 21 de noviembre 2013 (Milenio Radio)

Tijuana

Tras el reciente caso de un joven tijuanense de 16 años quien falleció tras ingerir metanfetamina líquida, después de intentar cruzarla a Estados Unidos por la garita de San Ysidro, el director del Instituto Regional de Investigación sobre Prevención y Participación Ciudadana, Alfredo Pérez Hernández, destacó la importancia de la comunicación y el reforzamiento del núcleo familiar para evitar que los jóvenes caigan en actividades ilícitas.

Refirió que actualmente se puede ver una diversificación de la conducta criminal y una modificación de las formas en que el crimen realiza el traslado de sustancias, una situación que no es nueva, detalló, pues ya se ha registrado en otras entidades del país, proveniente de naciones europeas.

Explicó que grupos delictivos se valen de transformaciones químicas en las sustancias ilegales, las cuales trasladan de formas creativas, como en el depósito del líquido del parabrisas de algunos vehículos.

Pérez Hernández expuso que la institución principal de la sociedad es la familia, por lo que es de vital relevancia revisar la comunicación en el núcleo familiar y evitar conductas disfuncionales, y así prevenir que los hijos participen en conductas delictivas.

Explicó que existen varios factores por los que la juventud se integra al crimen: una desorientación y un desconocimiento de los riesgos jurídicos e incluso de salud que implican actividades como en la que se vio envuelto Cruz Marcelino, un joven que, a decir de su familia y conocidos, era aparentemente estable emocionalmente.

Asimismo, la vulnerabilidad típica de la adolescencia y la tentación que ofrecen las características que el joven anhela o pretende a partir de conceptos o modelos, así como ídolos falsos que ven en los medios de comunicación.