“Mulas ciegas” un riesgo latente en Tijuana

Los traficantes escogen a personas que cruzan la frontera frecuentemente, y sobre todo si son usuarios de la línea Sentri o Ready Lane de cruce rápido.

Tijuana

Desde 2012, una nueva modalidad para traficar droga hacia Estados Unidos ha sido cada vez más utilizada en Tijuana. Se denomina “mulas ciegas”, consiste en colocar la carga ilícita en vehículos que cruzan frecuentemente la frontera, sin que el propietario lo sepa, de ahí el término.

A inicios de octubre, Omar, de 39 años, quien trabaja como asesor de ventas, fue detenido en la garita de Otay por agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés); llevaba varios paquetes de mariguana adheridos a la parte inferior de su carro.

Durante años cruzó Estados Unidos una vez por semana por los carriles Ready Lane, nunca tuvo problemas con las autoridades estadounidenses, hasta la noche del martes 8 de octubre, cuando de manera aleatoria lo enviaron al área de inspección.

“Entonces me mandan a revisión secundaria en la noche y me pasan el detector de objetos. Ya después me dicen ‘apague el carro, bájese de él’ y me esposan. Entonces me tienen ahí pues bastante rato, en un cuarto frío, sin suéter y sin zapatos, incomunicado. No sabía ni qué pasaba. Me sacaron fotos, como fichado. Entonces ya me leen mis derechos y me dicen que estoy detenido por tráfico de drogas y narcóticos”.

Después de 36 horas, sin ninguna explicación Omar fue liberado y deportado por la garita El Chaparral. Supone que los agentes estadounidenses determinaron que se trata de un caso de “mula ciega”, pero aun así le retiraron sus documentos migratorios y lo ficharon.

“Me comentaban que yo tenía que pagar una multa de 450 mil dólares por el tráfico de droga. Pero me van a deportar y el castigo que voy a tener es que me van a cancelar la visa durante cinco años. A menos que mande una carta a Washington pidiendo perdón. Yo iba una vez por semana y si estaba ahí plantada la droga ¿cómo sabían que iba a pasar?, quién sabe. Igual ya tenía buen rato la droga ahí en el carro y yo ni en cuenta”

De acuerdo con el director de la Policía Municipal de Tijuana, Javier Viruete Munguía, del año pasado a la fecha se han detectado 32 casos y se han registrado a través de denuncias ciudadanas; ocho de ellos corresponden a los últimos nueve meses.

Hasta el momento no ha habido detenciones de los responsables porque sólo se ha detectado la droga adherida a los vehículos mediante imanes, dentro del tanque de gasolina o pegada al chasís, admitió el jefe policiaco.

Explicó que los traficantes escogen a personas que cruzan la frontera frecuentemente, y sobre todo si son usuarios de la línea Sentri o Ready Lane de cruce rápido.

“Es una nueva modalidad del crimen organizado, que se ha empeñado en andar buscando vehículos que crucen a Estados Unidos y que son personas limpias, honestas, trabajadoras, sin ningún récord en Estados Unidos. Se fijan en esos vehículos y les adhieren a sus tanques de gasolina, o a veces están abiertos los vehículos y meten dentro del capote algún enervante con la finalidad de ponerle un GPS para localizar el vehículo y que hayan traído el enervante que en forma ilegal le hayan puesto”

Según la Policía Municipal, a las “mulas ciegas” sólo se les ha incautado marihuana. Se lo atribuyen a que otras substancias tienen un costo mayor y en caso de que los cargamentos sean detectados, la pérdida sería menor, de ahí que no hay muchas posibilidades de que los narcotraficantes coloquen otro tipo de droga en los vehículos.

Ante este panorama, las autoridades tijuanenses instan a la población fronteriza a revisar sus autos antes de cruzar la frontera y en Estados Unidos también han tomado medidas para evitar el tráfico de drogas a su territorio.

Recientemente el Departamento de Asuntos Binacionales para la ciudad de San Diego anunció que ya no será necesario portar los engomados que distinguen a los usuarios de la línea Sentri de cruce rápido.

Al respecto, algunos usuarios manifiestan que a pesar de que conocen la problemática han preferido no adoptar esas medidas por temor a tener problemas con las autoridades fronterizas del país vecino. además consideran que estas acciones no son suficientes para atacar un problema de narcotráfico.

“Sí, me enteré que era una medida para combatir las ‘mulas ciegas’, inclusive uno de los agentes me dijo que si quería podía quitar el sticker del carro. Sí he escuchado que hay personas que te identifican por el sticker del carro, pero se me hace que es un problema mucho más complejo que quitar los stickers del carro, entonces no creo que ayude mucho”.

A pesar de que este año se han registrado menos casos que durante el 2012, autoridades locales reconocen que continúa siendo un riesgo latente para la población, por lo que mantienen el exhorto a las personas que cruzan de forma regular hacia Estados Unidos de revisar el chasis de sus vehículos para cerciorarse de que no estén “cargados”, además de evitar dejar sus autos en auto lavados o talleres mecánicos, donde otras personas puedan copiar las llaves del auto o incluso tener acceso a la documentación del propietario.