Minimiza PDH acusaciones de tortura contra Castro Trenti

El titular de la PDH consideró que Francisco Castro no utilizará su cargo para aumentar las diferencias que sostiene con el ahora director Seguridad Pública de Playas de Rosarito, Eduardo Montero.

Tijuana

El titular de la Procuraduría de los Derechos Humanos en el Estado, Arnulfo de León, manifestó que hasta el momento no se ha demostrado que el ex director de Seguridad Pública de Playas de Rosarito, Francisco Castro, haya incurrido en tortura, por eso lo invitó a trabajar a la dependencia a su cargo.

Aceptó que existen acusaciones que Castro Trenti como jefe policiaco permitió agresiones a detenidos y a la periodista Carmen Olsen, pero expuso que ninguna ha tenido sustento.

"Francisco trabajó bastante en Rosarito. Innumerables señalamientos. Fue la Policía que más vigilamos, no menos de cinco operativos hicimos en el día y la noche para ver si era cierto. En una ocasión tomamos una nota que decía "karaoke", que ahí golpeaban a la gente y la hacían "cantar" y fuimos y no era cierto. Vimos el señalamiento de la periodista Orsen, Orsen (sic) creo que se apellida, no hay sustento."

Las declaraciones, el titular de la PDH las realizó porque esta semana nombró a Francisco Castro como subprocurador en la zona costa del Estado.

El ex director de la policía de Playas de Rosarito dejó su cargo el pasado 30 de noviembre, y de acuerdo a Arnulfo de León en caso que se compruebe que permitió las agresiones a detenidos, lo destituirá del cargo.

"Yo les he dicho a las personas y le digo a los medios, si hubiera un sustento jurídico, un señalamiento sustentado jurídicamente hablando, una averiguación previa sustentada, yo lo retiro del cargo. Pero no puedo no ocupar a una persona que necesito por un simple señalamiento, porque entonces estaría agraviando los derechos del licenciado Francisco Castro Trenti a solicitar no solo eso, sino a querer participar en atender a la ciudadanía."

Expuso que su nombramiento lo hizo por su experiencia en cargos policiales, lo que le permitirá atender las denuncias que presente la Procuraduría de Derechos Humanos ante el Ministerio Público.

Con relación de las diferencias públicas que ha sostenido Castro Trenti con el ahora director Seguridad Pública de Playas de Rosarito, Eduardo Montero, el procurador consideró que no existe la posibilidad que utilice su nuevo cargo para continuarlas.

Recordó que hace ocho meses sostuvieron una reunión donde acordaron finalizar las diferencias.

"Nos sentamos los cuatro, el licenciado de la Rosa, el licenciado Francisco Castro Trenti y el licenciado Montero, y ahí quedó simplemente en situaciones quizás laborales, quizás de pique laboral, pero todo terminó ahí. En ese momento, porque ya el licenciado Francisco había interpuesto una denuncia penal contra el capitán Montero, en ese momento la palabra de caballeros de ambos, uno no agredirlo más en el Facebook y Francisco retirar la denuncia penal."