Migrantes del bordo se convierten en vigilantes de la zona

El acuerdo entre los migrantes de la zona es porque desde el intento de cruce masivo de incodumentados, son más frecuentes los rondines policiacos, explicó uno de ellos.

Tijuana

Los habitantes del bordo fronterizo en Tijuana se convirtieron en vigilantes para evitar que grupos de personas intenten cruzar de manera ilegal a Estados Unidos como ocurrió el pasado domingo.

El acuerdo entre los migrantes de la zona es porque desde ese día son más frecuentes los rondines policiacos, explicó uno de ellos.

"Ya la policía o los dueños de los comercios miran una bolita de gente que se está uniendo así en una parte y piensan que estamos intentando cruzar otra vez. Porque ya ve que el domingo pasó, que se amontó mucha gente y trataron de cruzar en masa, unos 200 indocumentados que habían sido deportados trataron de cruzar para el país otra vez, pero no lo lograron. Pero ahorita tenemos problemas con eso, iré allá van corriendo por algo la policía, andan en bicicletas, andan a pie, andan en patrullas, nada más correteándolo a uno."

Manuel, quien tiene más de un año de vivir en el bordo luego de ser deportado de Estados Unidos, manifestó que la decisión es porque los principales perjudicados del intento de cruce masivo son quienes viven en la zona.

"Ahorita cuando miramos unas personas que están aquí, pues tenemos que decirles que se desaparten, que se abran a otro lado, que ya cuando quieran pasar que vengan y se avienten el brinco y nada más, pero que no calienten aquí el área porque uno es el perjudicado también por personas que no viven aquí."

Otro de los migrantes que se acerca a cualquier persona que merodea la canalización es Avelino Vargas, quien tiene seis meses de vivir en el bordo.

El hombre de 47 años detalló que tras el incidente del domingo han tenido dificultades para recibir ayuda.

"Sí estamos cuidando que se haga esa bola, porque la gente ya no viene a darnos de comer, la policía nos levanta a cada rato. La verdad está mal, no se hace, en el día no pueden entrar para allá está bien cuidado. Está mal para nosotros porque ya no nos traen comida ni la gente que nos ayuda a nosotros."

Informó que hasta el momento desconocen quién convocó el cruce masivo, ya que solo miraron a mucha gente que no habita en el bordo.