Mejora percepción de seguridad en BC; la realidad es otra

De acuerdo con estadísticas oficiales, entre enero y septiembre de este año se reportaron 574 asesinatos en el estado, 126 más que en el mismo periodo de 2012
Archivo Milenio
(Milenio)

Tijuana

La noche del pasado 20 de octubre, vecinos de la colonia Terrazas del Valle revivieron un episodio que era común en la época de mayor violencia en Tijuana y que se consideraba parte del pasado: un ataque armado contra una familia, que dejó como saldo tres personas muertas -dos menores y una mujer-.

Las 72 horas siguientes, otros hombres fueron asesinados: uno decapitado, otro a tiros y uno más calcinado.

En este escenario, que se ha repetido con mayor frecuencia en las últimas semanas, el gobernador José Guadalupe Osuna Millán concluirá su mandato el próximo 31 de octubre, lo que significa que no logrará dejar una tendencia a la baja en homicidios.

De acuerdo con estadísticas oficiales, entre enero y septiembre de este año se reportaron 574 asesinatos en el estado, 126 más que en el mismo periodo de 2012.

De continuar la tendencia, para finales de octubre la cifra habrá rebasado los 600, pero para el mandatario los números no son concluyentes, y sí la percepción ciudadana que, afirma, mejoró durante su mandato.

“¡No, no, no, no!..en los números absolutos van hacia la baja desde el 2010. Ocupábamos en el índice de percepción de seguridad, en el 2007, cuando yo entré, el lugar número uno en México. No hay que bajar la guardia, no está ganada la batalla pero vamos por buen camino correcto trabajando todos”, expuso.

Desde que asumió su cargo como mandatario en la entidad, los niveles de violencia repuntaron, registrando un récord histórico en 2010 con 854 asesinatos en ese año, pero que poco a poco dieron tregua hasta que llegó 2013.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) de este año señala que en 2012, el 51.6 por ciento de la población en Baja California percibió como inseguro al estado, mientras que en 2013 la cifra disminuyó 0.2 por ciento.

El secretario de Seguridad Pública en Baja California, Daniel de la Rosa Anaya, advierte que las autoridades no deben ignorar que existe una tendencia a la alza en homicidios.

“Hay un problema que efectivamente se tiene que atender, no podemos estar negando que en el caso de los homicidios son mayores que los del año pasado, inclusive estamos tendiendo un porcentaje que pudiera considerarse conforme los estadios del 2010”, expuso.

Al menos en el caso de Tijuana, Playas de Rosarito y Tecate, el número de homicidios ya rebasó los registrados durante todo el año pasado.

En la última sesión del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del sexenio de Osuna Millán, los representantes de la población felicitaron al gobernador por su gestión y los secretarios de seguridad evitaron tocar el tema del incremento en los asesinatos.