Matrimonio homosexual, "un hecho" en BC: abogado

José Luis Márquez Saavedra refirió que los amparos que han procedido en esta materia sientan un precedente

Tijuana

José Luis Márquez Saavedra, abogado de dos parejas del mismo sexo en Mexicali que presentaron un amparo para poder contraer matrimonio, refirió que es “un hecho” que Baja California va en camino a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Expuso que el amparo es el medio por el cual una pareja puede exigir se respeten sus derechos civiles y lograr el trámite que les garantice todos los derechos y obligaciones que tendría un matrimonio heterosexual.

El abogado comentó que se busca que las personas del mismo sexo puedan acceder al matrimonio “tal cual” y no a las “figuras que se inventaron” como la unión de convivencia.

Refirió que las uniones entre personas del mismo sexo son también matrimonios y como tales confieren derechos y obligaciones, así como todos los beneficios patrimoniales, fiscales, de migración y decisiones médicas.

Expuso el caso de Víctor Manuel Aguirre y Víctor Fernando Urías, a quienes el abogado aconsejó a cumplir cabalmente con todos los requisitos, incluyendo las pláticas prematrimoniales, “para que no hubiera pretexto”.

Relató que incluso el oficial de Registro Civil no se opuso a la unión, pero el día del enlace, cuando acudieron con todos los documentos, el personal se sorprendió y les negó el trámite, por lo que hace 6 meses solicitaron el amparo, obteniendo un resultado favorable, similar al que han obtenido otras parejas en otras entidades del país.

Márquez Saavedra refirió que los amparos en esta materia tienen un impacto muy positivo, ya que al lograr que las autoridades pertinentes a casar a parejas del mismo sexo -de manera voluntaria o forzosa- se sienta un precedente.

Expuso que con los dos amparos que él maneja, faltarían tres más para obtener la jurisprudencia y la ley tendría que modificarse de manera forzosa.

Explicó que el Congreso se opuso al amparo y presentó un recurso de revisión, el cual no podrá ser apelado más que una sola ocasión.

Confió en que una vez que el Tribunal de Circuito lea el recurso lo desechará y ratificará el amparo. Afirmó incluso que si el amparo se ratifica y el Registro Civil se niega a casar a las parejas, los funcionarios podrían ser destituidos.