Limitar créditos de vivienda detonaría la autoconstrucción

Se espera que con la reforma hacendaria se reduzca en un 60% la capacidad de crédito de los trabajadores porque sus aportaciones serán menores

Tijuana

Tener un hogar propio es lo que más desean Miguel Valdez, su esposa y tres hijos, pero esto no ha sido posible porque no han acumulado el puntaje suficiente para obtener un crédito para comprar una casa.

Esto será más difícil si se aprueba la iniciativa de reforma hacendaria, que plantea que la aportación patronal de 5 por ciento al fondo de vivienda sólo sea de 2 por ciento, mientras que el 3 por ciento restante irá al fondo para el desempleo del gobierno federal.

Advierte que le han negado préstamos para adquirir una casa y ha buscado un crédito del sistema Cofinavit del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), donde una parte del préstamo la aporta una institución financiera, pero al cotizar el costo de la propiedad aumentaba drásticamente.

“Estaba bien, con el banco que la iba a adquirir estaba bien, pero pues tuve que detener el trámite por otras cosas, a causa de eso mismo, de que estaba bien el crédito pero se me iban muy arriba los pagos”, lamentó.

Miguel es empleado de una maquiladora, tiene 38 años y desde hace más de tres ha pagado renta; decidió buscar un terreno y construir porque no le alcanza para comprar una casa ni siquiera de segunda mano.

“Se va a poner más difícil para uno. Tengo unos amigos que adquirieron solar (terreno) y se les hace mejor, que así auto-construyeron y está mejor, dicen. Por eso yo me estoy esperando, de buscar una buena área cerca de mi trabajo y a ver si se me presta mi trabajo para poder agarrarlo”, detalló.

Aarón López y su familia accedieron a una casa por crédito de Infonavit en Villa Lomas, cerca del bulevar 2000, menciona que se le dificulta cumplir con los pagos y detalló que por lo menos tres de sus vecinos han sido expulsados por no cumplir con el pago de sus viviendas.

Asegura que con la reforma, la auto-construcción será mejor opción que adquirir un crédito con el Infonavit o algún banco que las personas no puedan pagar.

“Si de por sí para aventarse el compromiso de tantos años de una casa, ahora con menos puntos, obviamente va a ser mucho más difícil. Lo más fácil es comprar un terreno y...tratar de construir por lo menos una casa de cuatro paredes y un techo”, remarcó.

Se espera que con la iniciativa hacendaria se reduzca en un 60 por ciento la capacidad de crédito porque sus aportaciones serán menores y sumado a los altos costos de vivienda se disparará la autoconstrucción.

El encargado de despacho del Instituto para el Desarrollo Inmobiliario de la Vivienda (Indivi) en la región, Mario Gárate Macías, detalló que de aprobarse esta iniciativa, Control Urbano Municipal deberá de aplicar mayor vigilancia porque se detonará la autoconstrucción en lugares que no están planeados para zonas habitacionales.

“Lo que provoca el encarecimiento de la vivienda es que la gente no lo pueda pagar y ocupe dónde vivir y es aquí donde los dueños de tierra de grandes extensiones aprovechan y empiezan a comercializar tierras sin todos los requisitos de ley y sin autorizaciones de la autoridad competente, que en este caso es el Ayuntamiento”, alertó.

Así también el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), Roberto Anda González, detalló que el 44 por ciento de los derechohabientes de Infonavit requieren un préstamo adicional de un banco para adquirir su vivienda y con esta modificación de ley su capacidad de compra será menor, sumado al incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en el pago a la vivienda.

“Por un lado, los que van a adquirir vivienda nueva, en este momento van a perder el 30 por ciento del poder adquisitivo de vivienda. Por un lado es el incremento al IVA en la vivienda y por otro lado es el IVA en los intereses que van a pagar, pues van a aumentar ese 16 por ciento, pero los que tienen casa ya y que ya tienen un crédito hipotecario les va a aumentar su pago mensual en el 16 por ciento de los intereses que genera su hipoteca”, remarcó.

Milenio solicitó la postura de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en el estado, pero no fue posible contactarlos.