Juventud mexicana: desperdiciada por gobierno, aprovechada por delincuencia

La falta de oportunidades pone en riesgo a los jóvenes del país, quienes se sienten atraídos por integrarse a las bandas delincuenciales
Laura Carrera Lugo, directora del Centro de Estudios de Prevención Social de Violencia y Delincuencia (Cesvide)
Laura Carrera Lugo, directora del Centro de Estudios de Prevención Social de Violencia y Delincuencia (Cesvide) (Gabriela Martínez)

Tijuana

Mientras el gobierno desperdicia el talento de la juventud mexicana, la delincuencia aprovecha su fuerza de trabajo y les ofrece desarrollo económico por encima al de la mayoría, advirtió Laura Carrera Lugo, directora del Centro de Estudios de Prevención Social de Violencia y Delincuencia (Cesvide).

Actualmente, 29 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años de edad viven en México: 26 millones en la zona urbana y el restos en espacios rurales.

Carrera Lugo señaló que la falta de oportunidades, además del valor que da la sociedad a los personajes criminales, como una apología del delito, han puesto en riesgo a los jóvenes del país, quienes en muchos casos se sienten más atraídos por integrarse a las bandas delincuenciales.

“Ya lo decía el equipo de Pablo Escobar en algún momento, que ellos para poder aprender estrategias y prácticas, veían este tipo de películas como Rambo y muchas veces los dejamos vulnerables para poder relacionarse con este tipo de vivencias y por el otro lado, yo creo que no tenemos espacios de crecimiento cultural de los jóvenes donde puedan desarrollarse”, expuso.

La investigadora aseguró que el gobierno ha mantenido en el olvido a la juventud y no ha creado políticas dirigidas a ese sector de la población por considerarlo poco importante.

Según un estudio de Inegi, el homicidio es la primera causa de muerte en jóvenes de entre 15 y 29 años de edad en México; en días pasados, el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, señaló que de las víctimas, la mayoría estaba relacionada con el crimen organizado.

Advirtió que la delincuencia encontró un nicho de oportunidad en la juventud del país para reclutar a los jóvenes en los grupos criminales.