Juicios de interdicción, al alcance de todas las personas

Es importante que las personas con discapacidad mental tengan un representante legal una vez que cumplan los 18 años; para ello es necesario que sus familiares inicien este juicio

Tijuana

Los juicios de interdicción, que son para proteger a una persona con discapacidad mental, son un procedimiento que está al alcance de la mano y pueden iniciar a través de Defensoría de Oficio del gobierno del estado, informó la titular del Juzgado Tercero de lo Familiar en Tijuana, Josefina Magaña.

Explicó que es importante iniciar este procedimiento legal cuando la persona con discapacidad cumple los 18 años.

"La persona que está en un estado de incapacidad esté representado legalmente, nada más, que tenga un representante legal. Mientras ellos están chiquitos, que son menores de edad, la representación legal y natural la tienen los padres y no necesitan una resolución, una sentencia que diga que tú eres el representante legal. Pero ya una vez que cumplieron 18 años, que ya se supone que ellos pueden hacerse valer por ellos mismos, ahí es cuando sí necesitan un representante legal, porque ellos por sí mismos no lo pueden hacer", comentó.

Detalló que es importante que estas personas tengan un representante legal en casos como el manejo de recursos económicos o ante procesos legales.

Agregó que contrario a lo que se cree, los juicios de interdicción no son procedimientos caros.

"Es un procedimiento que está al alcance de todas las personas. Yo creo que existe (la percepción) que son unos procedimientos exageradamente caros y que no son alcanzables o que son muy difíciles. No, ya no lo son. El respeto a los derechos humanos nos obliga a que esos procedimientos sean reales, efectivos y rápidos. Y por supuesto que la situación económica de ninguna manera debe ser un impedimento para que una persona que esté en estado de incapacidad no tenga un representante legal", dijo.

La juez de lo familiar declaró lo anterior durante una plática que realizó ante diferentes padres de familia dentro del marco de la celebración del Día de la Concienciación Mundial sobre el Autismo.