Juegos pirotécnicos, una tradición de cuidado

Con precaución y supervisión los juegos pirotécnicos pueden ser una diversión que no cause daños, pero sin olvidar nunca que son un peligro latente al primer descuido
Cohetes
(Jerónimo Moreno)

Tijuana

La detonación de pirotecnia se ha convertido en parte de la cultura de las fiestas decembrinas; sin embargo, es una actividad que pone en peligro a quienes la practican.

Los comerciantes de estos productos invitan a usarlos con precaución, como es el caso de Berenice, quien recomienda no permitir a los menores su uso.

"Sobre todo que no permitan que los niños los manejen, los artificios pirotécnicos tienen que ser siempre bajo la supervisión de un adulto, y más que nada eso, que los padres sean responsables de lo que están permitiendo hacer a sus hijos. Se ha satanizado mucho el artificio pirotécnico o los cohetes por la cuestión de los accidentes, pero creo que eso es una responsabilidad que recae sobre los padres, puesto que nosotros no vendemos artificios pirotécnicos a menores de edad", dijo.

La piratería de estos productos es un factor que puede ocasionar accidentes y tragedias. Al respecto, la comerciante invita a consumir sólo en lugares establecidos para su venta legal.

"Si tu vas y compras al tianguis, o algún establecimiento de manera ilegal los cohetes, obviamente no cumplen con los reglamentos de cantidad de pólvora, materiales y demás que te dan un poco más de seguridad, por eso también surgen los accidentes. El tiempo de la mecha es menor de la que se fabrica de manera legal, prácticamente lo enciendes y truena, las cantidades de pólvora con irregulares y también los encuentras fabricados en casa que incluso también esquirlas de metal pueden traer, esas son consecuencias de comprar en establecimientos que no tienen una regulación", alertó.

Antonio Huerta comenta que disfruta del uso de pirotecnia con su familia, pero siempre con responsabilidad.

"Estoy de acuerdo, yo sé que son legales porque se venden en ciertos lugares, pero sí hay que manejarlos con mucha precaución y con la supervisión de un adulto. Estoy totalmente de acuerdo con los fuegos artificiales pero cuando están bajo supervisión. Yo también los uso con mis hijos y hay que saberlos utilizar con responsabilidad", mencionó.

Para algunos son alegría y festejo, para otros un peligro o una molestia, pero depende de quién los use el resultado. Con precaución y supervisión los juegos pirotécnicos pueden ser una diversión que no cause daños, pero sin olvidar nunca que son un peligro latente al primer descuido.

Algunas recomendaciones para su uso son respetar las instrucciones del juego pirotécnico, no hacerlo sin la supervisión de un adulto, no utilizarlo bajo el influjo de alcohol o fármacos, no guardarlos en las bolsas de la ropa, evitar el contacto con materiales combustibles (madera, papel, plástico) así como debajo de los vehículos, sólo utilizarlos al aire libre, y encenderlos en el piso, nunca en la mano.