Inmigrantes mexicanos demuestran que nunca es tarde para aprender

El condado de San Diego en colaboración con el gobierno mexicano ofrecen un programa gratuito para ayudar a quienes no saben leer ni escribir.
Educación para adultos
Educación para adultos (Alexandra Mendoza)

San Diego

Inmigrantes mexicanos que llegaron a este país desde temprana edad y tuvieron que sacrificar sus estudios por el trabajo y aportar a su casa, encuentran una segunda oportunidad en un programa de educación para adultos que ofrece el Condado de San Diego.

La biblioteca comunitaria de Vista ofrece clases gratuitas tanto de alfabetización como primaria y secundaria, gracias a una colaboración con el Consulado General de México en San Diego a través del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).

La maestra Ana Patricia Cervantes, recalcó que este grupo se ha convertido en un ejemplo de lucha e inspiración para muchos inmigrantes.

"Quieren superarse y tener una mejor oportunidad de trabajo y continuar sus estudios, terminar primaria, secundaria y estudiar inglés, porque sabemos que ese es el lenguaje de este país."

Alumnos como la originaria de Michoacán, Claudia Barajas, reconocen que han sentido pena por no saber leer ni escribir, aunque su deseo de superarse es aún más fuerte.

"Voy a la clínica y a mí me da vergüenza andarles diciendo que no se leer ni escribir, siempre tenía que llevar a una persona para que me ayudara, pero gracias a Dios algún día lo voy a poder hacer."

Por su parte, Venancio Rodríguez señaló que desde niño sus padres le negaron la oportunidad de estudiar ya que querían que se dedicara a la ganadería, haciéndolo creer que la escuela era "solo para los ricos".

"Me vine aquí a la librería a tratar de aprender por lo menos a escribir mi nombre porque no tengo ningún grado de estudio"

Actualmente, esta plaza ha conformado grupos de 12 ó 13 personas que se han convertido en un ejemplo, de que nunca es tarde para aprender.