Informa Isesalud sobre riesgos en el embarazo

El Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva ofrece a través del Hospital General de Tijuana pláticas para embarazadas con el fin de autocuidado y prevención

Tijuana

La prevención de riesgos en el embarazo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte; el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, a través del Servicio de Ginecología del Hospital General de Tijuana (HGT) imparte pláticas prenatales, exclusivamente para embarazadas que van referidas de centros de salud de la ciudad al HGT, donde posterior a las pláticas van a consulta sobre su embarazo.

La psicóloga Noemí Gutiérrez, encargada de impartir estas pláticas, comentó que la finalidad es enseñar a las futuras mamás a identificar señales de alarma que deben tener en cuenta para cuidar de su salud y la de su bebé, y también que éstas sepan donde acudir y qué hacer en caso de urgencia.

"Estas pláticas prenatales principalmente son sobre señales de alarma, por ejemplo, sangrado en cualquier cantidad, que identifiquen si tienen ataques o convulsiones, que el bebé se deje de mover, si tienen temperatura o escalofríos, o síntomas de la presión alta. Abordo con ellas principalmente las señales de alarma, promuevo el número 01 800 MATERNA (01 800 628 37 62). Es un número nacional en el que además de informes y quejas, pueden darle servicio de ambulancia", mencionó.

Agregó que esta información es valiosa y que normalmente no se maneja, y que la atención en caso de urgencia es obligatoria y se trata de un derecho por decreto presidencial.

"Ellas generalmente no manejan esta información, es una estrategia nueva a nivel nacional, es un decreto presidencial inclusive, que les pueden dar servicio de atención sólo por el caso de Urgencias en ISSSTE y en IMSS; en Tijuana específicamente en la (clínica) 1 y en la 7", expuso.

El 40 por ciento de las mujeres que acuden al HGT a dar a luz presentan uno o más factores de riesgo que pueden provocar complicaciones al momento del parto, es decir, de cada 80 que acuden al día, 32 presentan factores de riesgo como obesidad, infecciones no tratadas, embarazos previos, edad menor a 19 años o mayor a 35, o bien enfermedades no controladas como diabetes e hipertensión.

La intención es que las mujeres embarazadas compartan esta información con sus familias y aumente el nivel de prevención. El control prenatal no garantiza que no pueda haber una complicación, pero busca reducir las posibilidades de las mismas.