IVA no golpeará a empresas, sino a bolsillos ciudadanos

El incremento del IVA en la frontera, del 11 al 16 por ciento, hará menos competitivas a las familias, sostuvo el socio de la firma Ibáñez y Monroy S.C., Guillermo Gómez Viramontes

Tijuana

A partir del primer día de 2014, el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la frontera, del 11 al 16 por ciento, hará menos competitivas a las familias y no así a las empresas, sostuvo el socio de impuestos de la firma Ibáñez y Monroy S.C., Guillermo Gómez Viramontes.

Durante la reunión de coordinación entre presidentes municipales y promotores turísticos, expuso que los bolsillos ciudadanos serán los más afectados con el aumento del IVA como medida recaudatoria del gobierno federal, según dijo.

"Todos los ciudadanos van a estar siendo afectados por el IVA (...) este impacto, como se trata de un impuesto indirecto, afecta directamente a los consumidores finales. Aquí no se trata de un efecto a las empresas sino que va directamente al bolsillo de cada uno de nosotros", argumentó.

Una de las razones para eliminar la tasa diferencial que se mantuvo por décadas en la frontera, es que la fuga de consumidores a Estados Unidos se considera anacrónica.

“Esa distinción de tasas (se creó) era que tenía el mercado en la región fronteriza era importante tener controlados para evitar la fuga de consumidores, la razón por la cual se está cambiando del 11 al 16, se dice dentro de la exposición de motivos que eso es anacrónico”, dijo.

Mientras que el otro motivo para pasar el IVA al 16 por ciento a partir de 2014, es que el 27 por ciento de los habitantes fronterizos recibe un salario más alto que en el resto del país.