Homicidio de "Hacho" Kaloyan, móvil pasional

El taxista que "puso" al ex director del Imdet para que lo asesinaran, aseguró que ordenaron su ejecución por un motivo pasional y recibió 3 mil pesos por ayudar en el homicidio.

Tijuana

El hombre que dio santo y seña de la rutina de Arturo Hachadur Kaloyán para que se pudiera perpetrar su asesinato, fue un taxista que por cuatro años le rentó la unidad al hoy occiso; él es el segundo implicado en este crimen que ya fue detenido y presentado por la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE).

Se trata de Luis Antonio Meza Durán, alias "el Luisillo", "el Chuy" o "el Taxista", de 36 años de edad y chofer de taxi libre en Tijuana. En su trabajo conoció a Dagoberto Molina Valenzuela, a quien trasladaba para cobrar dinero de las tiendas de droga en la zona Este de Tijuana, por un pago de 600 pesos diarios.

Fue Dagoberto Molina, ya detenido desde la semana pasada, quien le pidió apoyo al taxista para conocer la rutina y actividades de Arturo Kaloyán, pues tenían la orden de asesinarlo.

-¿Por qué lo mataron?

-Según por andar con una muchacha de entre 20, 21 años

-¿Cuánto te pagaron?

-¿A mí, por lo de Hacho? 3 mil

De acuerdo al titular de la Unidad Orgánica de Homicidios Dolosos de la PGJE, Miguel Ángel Guerrero, el segundo detenido por este hecho participó dando información sobre Hacho previo y al día de su ejecución, el 16 de diciembre.

Antes de que un grupo de hombres armados emboscaran al ex director del Imdet, una persona a la que identificó como "el licenciado" le entregó un sobre con tres billetes de mil pesos y a partir de ahí, su tarea fue "cubrir" a los homicidas, permanecer cerca del lugar hasta que llegara una unidad de Semefo por el cuerpo.


"Y que ahí se quedara hasta que llegara el Semefo y levantaran el cuerpo de Hacho asegurándose que el jale saliera bien... y al día siguiente se entera por los periódicos que habían matado a Arturo Hachadur Kaloyan Aguirre, por lo que entrega el taxi y se va a la ciudad de Nayarit para no ser detenido, regresando a esta ciudad, y derivado de las investigaciones de los agentes ministeriales ser asegurado"

Luis Antonio Meza Durán, copartícipe confeso del homicidio del funcionario municipal, fue remitido al juez en Materia Penal del Poder Judicial de Tijuana y se convierte en el segundo involucrado en el crimen; ninguno de ellos el autor intelectual.