Hombre pierde la mano tras explotarle un "cherry bomb"

El Hospital General recibió a un hombre de 48 años que perdió la mano tras explotarle un cohete de los llamados "cherry bomb"; este es el único caso que ha llegado a esta unidad.

Tijuana

Los cohetes y juegos pirotécnicos cobraron su primera víctima esta madrugada en Tijuana, cuando uno de los llamados "cherry bomb" explotó en la mano de un hombre antes de que tuviera tiempo de arrojarlo.

Se trata de un hombre de 48 años, residente de Tijuana, y que como muchas familias ayer por la noche departía con sus seres queridos y para festejar, prendía cohetes con ellos.

Sin embargo, este "cherry bomb" (que excede el límite de pólvora permitido) no funcionó y explotó en su mano, destrozándola completamente y en unas horas el hombre será sometido a cirugía para su amputación.

Alejandra Campos, subdirector médico del Hospital General, lamentó que año con año sucedan este tipo de accidentes y en esta jornada navideña por lo menos en el caso del Hospital General es el único paciente atendido por cohetes, más un menor herido con arma blanca.

"Invariablemente el 25 y el día primero, hay pacientes quemados, amputados, por explosión de cohetes, año con año, no falla... que la gente no tiene precaución, lo vemos en niños y en adultos, este es un señor de 48 años, gente adulta que razona, y sin embargo lo vemos, perdió su mano derecha", declaró.

Exhortó a la comunidad a no utilizar estos juegos pirotécnicos o explosivos en Año Nuevo pues siempre hay un riesgo de que fallen y lastimen a alguien, o de lo contrario, extremar precauciones y evitar los cohetes como los llamados cherry bombs, que por su potencia duda mucho que sean apropiados para el festejo.

"El efecto que tuvo ese cohete es como el de una granada, es una herida de guerra", alertó la subdirectora médica del Hospital General.