Faltó voluntad política en Cabildo: PAN

Cambiar titulares y miembros de comisiones a estas alturas es ridículo, consideró el coordinador de la oposición en el Cabildo de Tijuana, Erwin Areizaga Uribe

Tijuana

Ya la recta final del Vigésimo Ayuntamiento, siguen los cambios al interior del Cabildo, órgano encargado de tomar las decisiones respecto al funcionamiento de Tijuana.

Todavía el viernes pasado, entró en funciones una regidora suplente, Adriana Ornelas Maravilla, quien cedió su lugar como presidenta de la Comisión de Vialidad y Transporte, esto pese a que temas como la declaratoria de emergencia en Valle de las Palmas y la Ruta Troncal, deben ser tratados con celeridad en esta mesa.

Para el coordinador de la bancada del PAN, Erwin Areizaga Uribe es incongruente que haya este tipo de modificaciones a menos de un dos de terminar la administración, siendo que hay muchos temas pendientes que no se han podido desahogar por estos cambios, así como la falta de voluntad política del alcalde Carlos Bustamante Anchondo, principalmente.

“Todavía hubo un cambio en comisiones que ya hasta a nosotros nos suena a vacilada, cuestión chusca porque al final de cuentas el que presidas una comisión al finalizar la administración, no lo vemos con buenos ojos, que asumas a estas alturas se pierde la seriedad al respecto…”

Además de la discontinuidad de temas y dictámenes por la salida de seis regidores durante este año, de los cuales dos regresaron de forma definitiva después de pasadas las elecciones, el coordinador de la oposición en el Cabildo dijo que muchas iniciativas se han congelado por no ser del agrado del alcalde Carlos Bustamante.

Consideró que el presidente municipal no ejerció el oficio político para aceptar propuestas que vinieran de fuera de su partido o no fueran de su agrado, como es el caso de una regulación de las ausencias del alcalde, iniciativa que él presentó y que prácticamente fue vetada.

“Faltó mucho oficio político, el presidente municipal se caracteriza por no tener oficio político, no conoce del tema, para él fue una situación distinta a la que estaba acostumbrado, en el cabildo no hay un jefe definitivo y esa, hasta donde yo tengo entendido, era su experiencia de vida y al final, sacar un consenso en los temas donde podíamos coincidir”