Falta voluntad política para municipalizar la Cespt: APBC

El presidente municipal suplente, Rufo Ibarra Batista, señaló que desde finales de octubre, el estado tenía 90 días para responder a la solicitud de "entregar" la Cespt

Tijuana

El Gobierno del Estado no ha respondido a la solicitud del Ayuntamiento para que el servicio de agua potable pase a jurisdicción municipal, esto pese a que desde el 30 de octubre se hizo la solicitud formal y a partir de esa fecha, tendrían 90 días para "pasar la estafeta".

Aunque por disposición constitucional el servicio de agua potable corresponde al Municipio, el Estado se ha hecho cargo de este organismo descentralizado: la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt) que genera mil 800 empleos e ingresos de mil 600 a 2 mil millones de pesos anuales.

Invitado a la Asociación Política de Baja California para hablar sobre las ventajas de municipalizar la Cespt, el alcalde suplente Rufo Ibarra Batista lamentó que este proyecto al parecer no se vaya a concretar.

"Entonces yo digo, estamos a 18 días para que termine el mes, entonces yo creo que ya no se hizo porque pasar el monstruo de un organismo de esa naturaleza no es posible hacerlo en 20, 30, 50 días, eso quiere decir que hay otras condiciones que prevalecen en el ánimo del Estado, Municipio y el propio Congreso que también debe participar"

Ricardo Torres Coto Ruiz, presidente de la Asociación Política de Baja California, aseguró que ha faltado voluntad política para ceder esta dependencia, por intereses que van más allá del bien ciudadano.

Y es que una de las ventajas de que el Ayuntamiento se haga cargo de la Cespt tiene que ver con hacer más eficiente el servicio de agua potable y una mejor coordinación en las obras públicas.

Ya que muchas veces el Municipio planea emprender una obra pública pero por falta de coordinación y autorización de la Cespt para abrir calle o intervenir en alguna tubería o, los trabajos quedan inconclusos.

"Es un mandato constitucional no una petición entre gobernantes... Si existiera voluntad política se hubiera hecho en 1983 cuando se hizo la modificación al artículo 115, entonces ¿por qué no se hace?, por trabas políticas, esperemos que sí se pueda hacer... que sea el pueblo de Tijuana quien decida porque como dijo el gobernador en campaña, la gente manda", expresó.