Exigen al Congreso de EU no olvidarse de la reforma migratoria

San Diego se unirá este sábado a un movimiento nacional que busca que congresistas retomen el dialogo

San Diego

Más de 150 ciudades de los Estados Unidos se unirán este sábado en un movimiento nacional, que exige a congresistas retomar el diálogo por una reforma de inmigración, que beneficie a millones de indocumentados.

Este martes, la bancada demócrata de la Cámara de Representantes presentó un proyecto de ley que incluye un camino a la ciudadanía y excluye la idea de militarizar aún más la frontera con México, en su intento por revivir el debate por este tema en el Congreso.

San Diego se unirá a estas marchas y el próximo sábado, cientos de personas se reunirán en punto de las 10 de la mañana en el Parque Balboa para manifestarse en las calles y exigir que no se dé carpetazo, a una reforma migratoria.

El activista Francisco Herrerías, destacó que el objetivo es dar el mensaje a congresistas, de que este no es un problema de “una o cinco personas”, sino que son millones los que dependen de sus decisiones en Washington.

"¿Qué tan importante es que oigamos a un niño llorando en la noche?, ¿Qué tan importante es oír cuando alguien pide ayuda por cualquier situación?, ahorita hay una cantidad muy grande de gente que está pidiendo ayuda para resolver una situación que nos ha afectado por años, no solamente a una persona, sino a familias enteras."

Por su parte, Adriana Jasso, representante del Comité de Amigos Americanos, recordó que a principios de año se vivía un ambiente optimismo sobre la aprobación de la tan ansiada reforma, panorama que poco a poco ha ido desapareciendo.

"Hay un estancamiento, a inicios de año había optimismo, esperanza, pero a medida que se han dado desarrollos políticos, inclusive la crisis en Siria fue un problema para la discusión de la reforma migratoria en el Congreso. Ahora vemos este cierre de gobierno, tanto desarrollos internacionales como domésticos han tenido un impacto negativo y más y más vemos el estancamiento al grado que ahora se habla de que este año no habrá una reforma migratoria."

Activistas y miembros de la comunidad saldrán a las calles este fin de semana, con la intención de que su mensaje sea escuchado hasta la capital del país, donde la vida de millones de indocumentados depende de un proyecto de ley.