Esperas de hasta tres horas en verificentros

Usuarios manifestaron su inconformidad luego de esperar hasta tres horas para completar el proceso, lo que para muchos, implica interrumpir sus actividades cotidianas para hacer el trámite.

Tijuana

Largas filas y horas de espera se han generado en los centros de verificación de Tijuana, tras la obligatoriedad de la verificación vehicular, que entró en vigor el 1 de enero, para realizar la renovación de placas y tarjeta de circulación.

Usuarios manifestaron su inconformidad luego de esperar hasta tres horas para completar el proceso, lo que para muchos, implica interrumpir sus actividades cotidianas para hacer el trámite.

Carla Félix debió esperar por más de dos horas en fila. Aunque reconoció que es una medida positiva para reducir los niveles de contaminación del ambiente, consideró que es necesario que todos los vehículos cumplan con el requisito y no sólo los carros de particulares.

"Se me hace que está bien nada más que estaría excelente si todos pasaran por lo mismo. Yo no sé si alomejor nada más los vehículos como particulares sean pero los que son públicos como calafias, camiones, todo eso, yo no veo aquí ningún taxi o calafia, entonces que sea parejo, ese es el asunto".

Para Julio César León, quien permaneció en la fila por tres horas, es necesario aumentar el personal que labora en los verificentros para evitar afectaciones a los usuarios, sobre todo quienes trabajan.

Además es necesario que las autoridades esclarezcan para qué utilizarán lo recaudado de la verificación vehicular para evitar que sólo sea una medida recaudatoria, sin un verdadero impacto ambiental.

"Es muy tardado, nada más hay una sola cajera cobrando antes de que nos verifiquen en carro, en pocas palabras le están a uno cobrando sin haber verificado a uno la unidad. Aquí lo que veo yo es el interés de percibir la lana, en pocas palabras. La gente que tiene ocupaciones pues le quita mucho tiempo"

Incluso el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Tijuana, Karim Chalita Rodríguez, pidió a las autoridades contemplar el cambio de esquema, para que la ciudadanía y el sector productivo que se ha visto afectado por estas medidas, puedan recurrir a una prórroga o en su defecto realizar el pago, y posteriormente hacer la verificación; y es que muchos de estos vehículos son utilizados por comerciantes que deben cumplir actividades a distancia o en Estados Unidos.

De acuerdo con Héctor Flores, gerente de uno de los cinco centros de verificación en la ciudad, desde la última semana de diciembre pasado a la fecha se han duplicado los servicios; actualmente atiende a un estimado de 400 vehículos diarios de los 200 que se presentaban durante los últimos días del año pasado.

Por tal motivo, indicó que a partir del lunes pasado, los centros de verificación ampliaron su horario y estarán abiertos de las 6:00 a las 22:00 horas, de lunes a sábado.

El pago correspondiente es de 269 pesos para vehiculos de 2009 y menores, y de 335 pesos para los modelos 2010 en adelante.