Emitirá PDH recomendación por entrega de cadáver equivocado

Se investiga una aparente omisión de los protocolos al no considerar una prueba de ADN, la única evidencia que podía determinar la identidad de la supuesta víctima, que se encontraba viva.

Tijuana

a Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) emitirá una recomendación a quien resulte responsable de la entrega de un cadáver equivocado a una familia de Ciudad Juárez, Chihuahua, que creyó velar y sepultar a su hija que se encontraba viva en Mexicali.

El titular del organismo, Arnulfo de León Lavenant, dijo que inició una investigación de oficio ante la "evidente responsabilidad" de las instancias involucradas, que no siguieron los protocolos adecuados.

Bajo el argumento de que el reconocimiento físico y el testimonio del presunto homicida eran suficientes elementos, la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada de Baja California, ordenó en noviembre de 2013 al Servicio Médico Forense que entregara el cuerpo de una mujer identificada como Ana Luisa Hernández Hinojosa

En febrero pasado, el coordinador de la Subprocuraduría, David Lozano Blancas, explicó que se privilegió el aspecto humano, y aunque estaba en proceso una prueba de ADN, para agilizar la entrega consideró la confirmación por parte de la madre de Ana Luisa; el testimonio del presunto homicida, y el de un taxista que dijo haberlos visto juntos.

Para el titular de la PDH esto fue una omisión, por las condiciones en que se encontraba el cadáver.

"La máxima prueba que había en este caso, pues obviamente el reconocimiento iba a ser dudoso, lo más importante ahí era la prueba de DNA, entonces, ¿cómo que no tomar en cuenta las pruebas de DNA para entregar el cuerpo, o lo que quedaba del cuerpo incinerado?, entonces yo creo que ahí hubo una omisión.

"Hay una responsabilidad, y nosotros estamos integrando la averiguación, y en su momento daremos la recomendación a quien competa"

En noviembre pasado, los padres de Ana Luisa Hernández Hinojosa recibieron un cuerpo que identificaron como suyo, pero a principios de año la joven se comunicó para informar que se encontraba en un centro de rehabilitación.

Su presunto homicida, con quien se vino a vivir en Mexicali a finales del año pasado, la reportó como desaparecida y luego dio la ubicación donde se encontraba su cadáver -en un picadero de la zona oriente de esa ciudad-.

En este momento se encuentra preso bajo investigación por haberla matado e incinerado; la averiguación que se abrió por ese hecho concluirá en mayo próximo.

El coordinador de la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada declinó adelantar si se abrirá un nuevo caso para determinar de quién es el cuerpo que entregaron ya que la mujer que fue considerada víctima está viva y ya se encuentra con su familia en Ciudad Juárez.

El procurador de los Derechos Humanos de Baja California exhortó a quienes estén en esta situación a que se acerquen a la PDH que cuenta con capacidad de apoyo legal y puede agilizar las gestiones para resolverlo, dijo que a pesar de que este no es el único caso, no hay ningún reporte ciudadano.