Duplica BC deuda pública en 4 años

Investigador expuso que luego de la crisis económica en 2009, la estrategia del gobierno estatal ha sido mermar afectaciones recurriendo al sector privado

Tijuana

Baja California atraviesa uno de los peores momentos con relación a su deuda pública. Tan sólo en los últimos cuatro años, el pasivo se duplicó, pasando de 6 mil millones de pesos a más de 12 mil, reveló el investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), Eliseo Díaz González.

Explicó que luego de la crisis económica que atravesó la entidad en 2009, la estrategia del gobierno estatal ha sido mermar afectaciones recurriendo al sector privado; sin embargo calificó como fallida dicha medida, ya que de nuevo el estado está encaminado a una recesión.

“Se contrataron créditos, se emprendieron obras para enfrentar el deterioro económico que se veía venir. En general el financiar obras públicas a través de deudas a veces se confunde. Puede haber un efecto a corto plazo porque otorgas contratos a la industria de la construcción y contratan trabajadores y se crean empleos. Sin embargo, los beneficios de las obras públicas tardan mucho tiempo en venir. A largo plazo puede ser que la situación mejore pero a corto plazo no. Lo que estamos viendo actualmente es eso, hay un riesgo de una recesión. Seguramente el estado ya estará en recesión”, explicó.

Indicó que a pesar de que aún no se pueden determinar las afectaciones, este aspecto será un reto para la siguiente administración estatal, liderada por Francisco Vega de Lamadrid, quien deberá someter la gestión a un programa fuerte de austeridad para enfrentar los gastos y no descuidar otros proyectos.

Detalló que tan sólo para pagar las amortizaciones se requieren más de 1 mil millones de pesos, por lo que el gobierno federal deberá ampliar sus aportaciones, las cuales estarán limitadas por el éxito o no de una reforma fiscal.

El investigador en materia de estudios económicos consideró que para sacar a la economía del “bache” en el que se encuentra, será necesario fortalecer los sectores primarios, como el agropecuario, así como expandir las inversiones nacionales.