'Discrepancia' permitirá fiscalizar tarjetas de crédito

El SAT ya tenía facultades para determinar créditos fiscales sobre ingresos no declarados, pero los gastos de tarjeta de crédito no entraban en la figura de 'discrepancia fiscal'

Tijuana

Bajo la figura de discrepancia fiscal, si una persona abona anualmente a su tarjeta de crédito montos mayores a los ingresos que reportó ese año, la Secretaría de Hacienda le cobrará impuestos sobre la cantidad excedente y vigilará de dónde obtuvo los recursos para pagarla, explicó el abogado fiscalista Miguel Ángel Sancén Figueroa.

En entrevista por Milenio Radio, advirtió que todos los abonos se considerarán ingresos del titular, aunque éste haya prestado su tarjeta y aconsejó llevar un mejor control de los gastos para evitar diferencias

Apuntó que si una persona física realiza gastos mayores a lo efectivamente declarado, deberá pagar impuestos sobre la diferencia. Por ejemplo, expuso, si una persona declara ingresos por un millón de pesos, pero adquiere un bien inmueble valuado en 1.5 millones, tendrá que pagar impuestos sobre los 500 mil pesos restantes y comprobar de dónde provienen.

Sancén Figueroa añadió que reciente se reformó el artículo 91, referente a la figura de la discrepancia fiscal; mientras la autoridad ya contaba con facultades para determinar un crédito fiscal sobre ingresos no declarados, apuntó que no se contemplaba antes que los gastos de tarjeta de crédito entraran a esa figura, un "área gris".

EL abogado mencionó que mientras los gastos de la tarjeta de crédito sean menores a la cantidad declarada, no habrá problema; "el problema está para las personas que no declaren ingresos adicionales", añadió.

Sin embargo, alertó que prestar la tarjeta de crédito a algún familiar o amigo es una "situación de cuidado" para su titular; exhortó a no prestar su tarjeta, ya que para efectos fiscales y en caso de revisión, se va a determinar que la compra fue pagada por el titular. Recomendó además a hacer buen uso de la tarjeta y no excederse.

Expuso además que la autoridad fiscal ve "la película de un contribuyente" de manera anual, por lo que si una persona hace una compra que exceda sus ingresos declarados pero la paga a lo largo de un año, por ejemplo, no habría problema. Respecto a ahorros, expuso que el contribuyente deberá comprobar el dinero ahorrado con soporte documental, es decir, con sus declaraciones anuales.