Desconocen en qué gastaron millonario recurso para migrantes

En total fueron 58 millones de pesos los que otorgó la Secretaría de Gobernación a Tijuana, para atender grupos vulnerables, en especial a la población migrante que vivía en el Bordo de la ...

Tijuana

En octubre pasado, el subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Segob, Rodolfo Campa Ciprián, viajó a Tijuana para anunciar la entrega de 58 millones de pesos para utilizarlos en polígonos conflictivos por la venta y uso de drogas así como para la población migrante.


Por parte del Ayuntamiento de Tijuana se anunció la habilitación de cuatro módulos de registro y atención a migrantes, dos de ellos móviles y que recorrerían el bordo de la canalización; e incluso días antes de dejar el cargo, Carlos Bustamante inauguró uno de estos módulos a unos metros del Reloj Monumental.

El destino de estos 58 millones, de los cuales Astiazarán asegura que la mitad fueron para Tijuana, no está detallado.

E incluso cuestionado al respecto en dos ocasiones, el Primer Edil admitió que ese dinero ya se gastó pero sólo tiene conocimiento de un módulo para migrantes, no cuatro.

-"Desconozco, no sabía que tenían un módulo móvil, vamos a preguntarle al secretario de Seguridad Pública pero esa no me la sabía, otra de tantas sorpresas que me he encontrado al llegar a esta administración..."

-"Estos recursos fueron entregados a organizaciones de la sociedad civil, otra parte de los recursos para trasladar a los migrantes a su lugar de origen, y también para la construcción de ciertos módulos; por parte del recurso que manejó el Ayuntamiento no queda recurso"

De los 58 millones, más de 30 se utilizarían para el polígono de la Zona Norte, repartidos en 12 programas distintos. El más ambicioso: cuatro módulos para la atención de migrantes y deportados.

Uno ya fue instalado en la zona turística y otro más se planea construir en Plaza Bicentenario, frente a la Catedral. Para estos dos puntos, se tendría una inversión de 3.4 millones, entre equipamiento y personal.

Pero el primer módulo no cuenta con equipo ni personal; incluso carece de servicios básicos, esto a casi un mes de haberse inaugurado.

El delegado de la Zona Centro, Daniel Romero Mejía, aceptó que la ubicación del módulo sobre avenida Revolución, el único del que tiene conocimiento, no es la más apropiada; pues ni siquiera es un punto que frecuenten los deportados durante sus primeros tres días en Tijuana.

Ni qué decir de la molestia externada por comerciantes del área, por ser una zona turística.

"Un problema tan grave como sucede con la repatriación de mexicanos debe estar en los lugares y con el equipo completo, inaugurar espacios sin habilitación humana o información correcta, no dan los alcances para lo que se invirtió... Sé que uno está casi habilitado, otro en próximas semana, Prevención del Delito me confirma que ya tienen los recursos para la terminación..."

Además se utilizaron recursos para el traslado de migrantes a su lugar de origen. Para este programa, serían de 1.5 a 6 millones de pesos; recurso que ya se ejerció por parte del Instituto Nacional de Migración, coordinados con el Ayuntamiento.

El destino del resto de los millones no está confirmado y a solicitud de medios de comunicación locales -entre ellos Milenio- y el propio presidente municipal de Tijuana, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal se comprometió a buscar y revelar estos datos.

Esto a pesar que la titular de la Dirección de Prevención del Delito, dependencia que se encargaría de vincular los programas con este dinero, continúo en el cargo pese al cambio de administración.

Mientras, el Ayuntamiento sigue pidiendo más recursos para atender esta problemática y después de retirar el "campamento migrante", en Plaza Constitución.

"Aquí lo que tenemos que hacer es poco a poquito mejorar las condiciones de nuestro país para que no se vayan a Estados Unidos, por otro lado he tenido pláticas con el subsecretario Campa Ciprián que le toca este tema y está en toda la disposición de
apoyar a Tijuana pero que se usen los recursos de una forma eficiente y eficaz"

Baja California ocupa el primer lugar en actos de repatriación por parte de Estados Unidos. Las últimas estadísticas del INM refieren un promedio de hasta 881 deportaciones por Tijuana, esto de enero a septiembre del 2013.