Desalojan a sauzaleños por deuda en Tijuana

En 2012, uno de los hermanos Villarreal dejó en garantía parte de las tierras a cambio de un préstamo; al parecer no pagó y ahora reclaman los predios

Ensenada

Por una deuda de 135 mil dólares, que al parecer uno de 11 hermanos pidió a un prestamista particular de Tijuana, varias familias de El Sauzal están riesgo de ser despojadas de sus tierras.

Este miércoles a las 11:00 horas, un actuario, un prestamista y el supuesto nuevo dueño llegaron al Rancho Villareal con una orden de desalojo promovida por la juez Norma Angélica Nila González, de esa ciudad; con ellos, una decena de personas que se encargó de sacar las pertenencias.

Se calcula que son 9 hectáreas ubicadas en una zona privilegiada de la entrada a Ensenada, con vista al mar y valuadas en casi 1 millón de dólares en el mercado de bienes raíces.

En los predios viven cuatro familias cuyos artículos personales fueron sacados a la calle, y aunque minutos después un juez del juzgado Primero revirtió la acción, los residentes tienen temor a represalias.

Fue en el 2012 cuando uno de los hermanos Villarreal dejó en garantía parte de las tierras a cambio de un supuesto préstamo. Como al parecer no pagó, ahora reclaman los predios.

En febrero de ese año -2012- el ex policía ministerial de Tijuana, Manuel de Jesús de los Santos León, de 35 años de edad, acompañado de otro hombre, amenazó y disparó un arma de fuego en contra de la familia para que se salieran de los terrenos, asegurando que los había adquirido.

La pareja huyó y al momento se registró una persecución policíaca, que concluyó con su detención a la altura de Popotla, donde encontraron un fusil Colt calibre .223, además de una pistola 9mm, ambas cargadas. Tras el incidente fue cesado de su cargo.

No obstante regresó y, avalado por un juez, trató de llevar a cabo el desalojo de estas familias ensenadenses.