Desalojan a indigentes y migrantes de "El Mapa"

De los aproximadamente 500 ocupantes que viven en ese espacio, 30 aceptaron la oferta para ser trasladados al refugio temporal

Tijuana

Este jueves inició el desalojo de deportados e indigentes que desde agosto pasado ocupan un campamento instalado en la Plaza Constitución, conocida como "El Mapa"; personal de los tres órdenes de gobierno los exhortó a trasladarse a un albergue ubicado en Tecate, o a centros de rehabilitación.

De los aproximadamente 500 ocupantes que viven en ese espacio, 30 aceptaron la oferta para ser trasladados al refugio temporal. Rogelio Márquez, quien ha vivido en las calles al menos tres años y llegó al campamento desde hace dos meses, aseguró que prefiere pasar el tiempo invernal bajo un techo que en casas de campaña.

"Según se nos iba a dar hospedaje en un albergue. Despues de eso si no querías y tenías problemas con tu alcoholismo o problemas de adicción se te iba a mandar a un centro de rehabilitación, eso fue lo que me habían dado a entender", dijo.

El director de Desarrollo Social, Renier Falcón, detalló que la invitación a desalojar será por algunos días más.

"Se están yendo por sus cosas, algunos se están yendo por sus cosas pero unos inmediatamente sí han aceptado. Hay algunos que tienen alguna dependencia adictiva pero la intención que nos comenta el gobierno del estado es que son 15 días que nosotros estaremos con las mesas de trabajo para convencerlos para que voluntariamente puedan acceder y irse", dijo.

En la explanada todavía se observan los techos multicolores de las casas de campaña que se instalaron en agosto pasado bajo la coordinación de Sergio Tamai, director de la organización Ángeles sin Fronteras, para albergar a quienes fueron desalojados de la canalización del Río Tijuana por órdenes del entonces secretario de Seguridad Municipal, Jesús Alberto Capella Ibarra.

La encargada del DIF Estatal, Clara Xóchitl Méndez, explicó que el albergue está ubicado a un costado de la Academia de Policía, en el lindero de Tijuana y Tecate, al pie de la carretera libre.

"Este albergue lo tenemos habilitado para captar en una fase inicial hasta 300 personas. Sin embargo, las instalaciones físicas y de espacio nos permitirá ampliarnos hasta mil, mil 500", comentó.

Quienes aceptaron el traslado lo hicieron a bordo de tres camiones de transporte urbano de la línea Verde y Crema; mientras, el activista Sergio Tamai invitó a quienes no han decidido salir de "El mapa" a que no se queden "varados", pues afirma que él se retirará a Mexicali.

Mientras que una minoría aceptó la oferta y otros prefirieron quedarse, como Carlos Castro, unos más en ese mismo momento regresaron al canal del Río Tijuana, conocido como El Bordo, para vivir en construcciones improvisadas, incluso bajo la tierra o alcantarillas.

"Porque un albergue es como una cárcel, no puede estar uno en un albergue, no hay tiempo para andar siguiendo ondeadas si uno trae su idea o la puede romper otra gente...quizá si tuviera la idea y estuviera batallando entre la espada y la pared como para irme, entonces sí", expresó.

Agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y la municipal de Tijuana vigilaron el operativo en el que participó casi medio centenar de funcionarios del DIF estatal, Desarrollo Social Municipal (DESOM) y el Instituto Nacional de Migración (Inami).