Denuncian intento de invasión de la Ruta del Vino

Se trata de un desarrollo inmobiliario que va contra la vocación de la Ruta; el agua es insuficiente para abastecer demanda de más de 2 mil 500 familias

Ensenada

Ensenadenses y consejeros del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) se oponen a la construcción de 2 mil 500 viviendas de interés social y un proyecto turístico en el Valle de Guadalupe, en plena Ruta del Vino de Ensenada.

Exigen al alcalde Enrique Pelayo Torres una consulta pública para definir el uso de suelo y denuncian que el proyecto turístico, que consiste en condominios horizontales de cuatro pisos, se ofrece en internet, antes de que se haya aprobado el cambio de uso de suelo de agrícola a turístico-residencial.

Jaime Palafox Granados, integrante del IMIP, reveló que el proyecto es impulsado por Desarrollo Inmobiliario Lagos, con apoyo del subsecretario del Ayuntamiento, Miguel Zazueta Villegas.

“Son intereses francos de desarrolladores inmobiliarios para tener un beneficio económico en detrimento del Valle de Guadalupe. Evidentemente a Ensenada le conviene que el Valle crezca como todos los demás valles vinícolas, que son 7. Si se quiere construir vivienda que se construya en Ensenada. No tenemos que ir a llenar de concreto el Valle de Guadalupe para beneficiar a uno o dos tres desarrolladores”, expuso.

Argumentó que la oposición se deriva de que el desarrollo inmobiliario va contra la vocación de la Ruta del Vino, además de que el agua es insuficiente para abastecer la demanda de más de 2 mil 500 familias y usuarios de un complejo turístico.

Por otro lado, no se hizo una consulta pública, como marca el artículo 15 de la legislación urbana de Baja California, por tratarse de un cambio de vocación en el uso de suelo.

Este miércoles se realizará en el Palacio Municipal una consulta pública en la que pretenden aprobar modificaciones al Programa Sectorial de Desarrollo Urbano-Turístico de los Valles Vinícolas de la zona Norte del Municipio de Ensenada.