Denuncian discriminación por perfil racial en San Diego

Hispanos y afroamericanos dicen ser detenidos frecuentemente sin razón alguna, mientras que el Jefe de Policía propone colocar cámaras a sus oficiales

San Diego

Colocar cámaras en los uniformes de oficiales, fue una de las propuestas del Jefe de Policía de San Diego, tras escuchar denuncias por detenciones en base a perfil racial.

Decenas de personas, principalmente hispanos y afroamericanos expusieron este miércoles ante el jefe de la corporación, William Lansdowne, que han sido detenidos sin razón alguna por parte de oficiales, quienes les preguntan si son parte de una pandilla o si se encuentran bajo libertad condicional.

Guillermo Arellano de 33 años, acudió a la sesión del Comité de Seguridad Pública de Cabildo, para emitir su queja, luego de que en 2013, fuera víctima junto a un amigo de una balacera y una vez que llegó la Policía, en lugar de ayudarlo, lo detuvieron.

"Me balacearon a mi y a mi amigo, el se murió, pero en vez de que me ayudara la Policía, empezó a pelear conmigo cuando estaba balaceado en el piso. No ayudaron a mi amigo y se murió por no recibir la asistencia que debía."

Guillermo consideró que la actitud de los policías se debió a sus raíces mexicanas.

Por espacio de una hora, el Jefe de Policía, escuchó las quejas por parte de la comunidad y se comprometió a buscar una solución, siendo su principal propuesta, colocar cámaras a sus oficiales para detectar casos de racismo.

Ante la pregunta de la prensa, sobre si considera que hay discriminación por perfil racial dentro de su corporación, dijo que es evidente la preocupación que existe de la comunidad, misma que cree que esta problemática existe.

"En el 2000, el Departamento de Policía de San Diego implementó una medida que requiere que sus oficiales llenen un reporte que indique la razón y etnicidad de las personas que detienen al estar a bordo de su vehículo, esto para prevenir casos de discriminación."

Recientemente, el jefe de policía emitió un memorándum recordando a sus oficiales de la importancia de presentar estos reportes, luego de que se diera a conocer que algunos de ellos no los registran.

El abogado y vocero de la Asociación de Abogados de La Raza, Víctor Torres consideró que estos reportes no son la solución al problema.

"Si los oficiales se quejan y dicen que no tienen tiempo de llenar los reportes entonces no van a ser valiosas, lo que sí creo que vale la pena son esas cámaras que puedan traer en los uniformes, aunque hay recordar que también las tienen en Escondido, el problema es que a veces las apagan."

El también activista denunció que él mismo ha sido víctima de discriminación por parte de oficiales.

"A mi me han parado vestido como abogado y no hay problema, a veces sin licencia y me dejan ir sin citatorio. Pero una vez, conduciendo mi auto salí de prisa, dejé mi cartera, me pararon, me esposaron, me pusieron en el carro solo para revisar si tenía licencia o no, eso no es correcto."

El programa piloto que propone el jefe de policía, incluye 100 cámaras por 200 mil dólares. Una vez implementado, serían 900 de estos artefactos con un valor de 2 millones de dólares.