Deja nuevo diputado oficina vacía en Ayuntamiento

David Ruvalcaba Flores, actual diputado local por el PRI, dejó por segunda vez su lugar en el Cabildo de Tijuana
Archivo Milenio
(Krystel Gómez)

Tijuana

Un último “chapulinazo” se registró la semana pasada, de frente al fin de la administración que encabeza Carlos Bustamante Anchondo: se trata de David Ruvalcaba Flores, quien abandonó por segunda vez la regiduría para tomar su lugar en el Congreso Local.

En el argot político, se le llama “chapulín” al funcionario que salta de cargo en cargo, aun cuando no haya terminado el periodo para el que fue designado en primera instancia.

En el caso de David Ruvalcaba, regidor priista y titular de la comisión de Vialidad y Transporte del Cabildo, a principios del 2013 solicitó licencia para ausentarse de su encomienda y buscar una diputación local por la coalición Compromiso por Baja California; diputación que no ganó por mayoría, sino por representación proporcional.

Después del 7 de julio y cuando se determinó que había entrado en la lista de los diputados locales, Ruvalcaba Flores regresó al Cabildo, asegurando que por el tiempo que estuviera, no cobraría los 76 mil pesos mensuales que percibe un regidor.

“El presidente me ha pedido que regrese y creo que éticamente y moralmente no debo de cobrar, como ya saben soy diputado electo, entonces vengo a hacer uso de mi facultad y de mi función como regidor pero sin cobrar un centavo, ¿no?”

Con el arranque de la 21 Legislatura Local, David Ruvalcaba tomó su curul, dejando la oficina de la Regiduría vacía y es que su suplente, Adriana Ornelas Maravilla, todavía no asume la suplencia de manera oficial, en sesión de Cabildo.

Incluso Ruvalcaba debió solicitar una licencia para ausentarse del cargo al Cabildo de Tijuana, pues los cargos de elección son irrenunciables. Pero nada de esto se ha hecho todavía.

En esta regiduría, acéfala a la fecha, se atienden temas de Vialidad y Transporte, como el proyecto de la Ruta Troncal, la declaratoria de emergencia en Valle de las Palmas por la deficiencia del transporte público, el análisis de las concesiones y sus deudas, entre otros.