Decae turismo cultural en la Ruta del Vino

El derrumbe de la carretera escénica y la incertidumbre por el cambio de uso de suelo en la zona del Valle de Guadalupe fueron dos factores que incidieron en la baja de visitantes

Ensenada

Las visitas con fines culturales al Museo del Vino en Ensenada bajaron en el primer trimestre del año hasta un 25 por ciento por el derrumbe de la carretera escénica y la incertidumbre por el cambio de uso de suelo en la zona de Valle de Guadalupe, señaló el director del espacio, Gabriel Díaz de León.

Dijo que en marzo se reactivó en parte la afluencia al lugar, que anualmente reporta hasta 85 mil visitantes, en la que participan 35 vinícolas, las que planean realizar una serie de actividades para recuperar el turismo.

García de León habló sobre los tiempos complicados que han enfrentado en los primeros meses del año, pero al mismo tiempo confió en que la comunicación con los visitantes será importante para incrementar el flujo.

"Toda la gente que va a la Ruta del Vino trata de empezar su recorrido por el museo porque además ahí tenemos información prácticamente de dónde estan ubicadas todas las vinícolas, así que como punto de reunión el museo ha sido un elemento importante", comentó el director.

Poco a poco, las personas están recuperando la confianza en las vías de comunicación para entrar a Ensenada, así como la resolución del Cabildo de Ensenada para evitar los cambios  de vocación en la zona vinícola.

Los administradores del Museo del Vino tienen un calendario de actividades para el resto del 2014, donde se incluyen distintos documentales relacionados con la producción de vino.

En el mismo lugar hay degustaciones de vinos de todas las etiquetas y cada semana una empresa vinícola estará presentando exposiciones sobre el trabajo que llevan a cabo en cada casa. La información se puede consultar en el sitio web del museo.