Dan primer paso hacia segunda garita de Otay

Inició la construcción de la ruta estatal 11, primera fase del proyecto para una segunda garita en Otay Mesa, con inversión de 700 millones de dólares
(Alexandra Mendoza)

San Diego

Autoridades de México y Estados Unidos arrancaron este martes la construcción de la ruta estatal 11, primera fase del proyecto para una segunda garita en Otay Mesa.

Con una inversión de 700 millones de dólares, este nuevo cruce busca agilizar la espera para ingresar a San Diego, ofreciendo otra opción tanto para vehículos como camiones.

Héctor Vanegas, director de proyectos fronterizos de la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG) indicó que la planeación de esta iniciativa inició hace diez años y que la estrategia fue adquirir fondos primero para el acceso a la autopista.

"Para que cuando abramos la garita no nos encontremos con congestionamiento, que se están molestando a casas, viviendas o al tránsito del comercio que eso es lo que hemos experimentado anteriormente. Normalmente abren una garita y se empieza a congestionar, y luego hay que ampliar o de tapar baches y todo eso. Esa es una enseñanza que hemos aprendido, por eso ahora vamos a comenzar por la carretera que va a dar a la garita."

Este nuevo cruce cobraría peaje a los usuarios, ya que sería financiado con fondos privados y a cambio, se ofrecería un tiempo de espera mucho menor a otras garitas como San Ysidro y Otay Mesa.

Mario Orso, director de proyecto del Departamento de Transporte de California, mencionó que todavía se desconoce, cuánto se cobraría tanto a vehículos como camiones para utilizar esta nueva garita.

"El estudio lo estamos haciendo que sea un tiempo garantizado de 20 minutos máximo de espera, tanto de camiones como vehículo. La cuota todavía no la sabemos pero sería variable, sí se han contemplado varios precios pero aún no estamos en la posición de sacar esa información."

Se estima que cada año, la región pierde más de 7 mil millones de dólares a consecuencia de las demoras para cruzar la frontera, por lo que con esta garita que estaría lista a mediados de 2017 se pretende agilizar el tránsito tanto de vehículos como camiones y de esta manera, impulsar el desarrollo económico de ambas Californias.