Crean belleza para el sustento familiar

De ser amas de casa, decenas de madres se convirtieron en el sustento de sus familias, gracias a un oficio que aprendieron y ahora pueden poner en práctica desde sus hogares
Doña Sabina muestra su peinado
Doña Sabina muestra su peinado (Korina Sánchez S.)

Tijuana

La creatividad y la habilidad de las manos de Alma son el sustento de su familia, conformada por su esposo y tres hijos.

En tres meses, adquirió la habilidad para peinar y cortar el cabello, lo que le permite ganar entre 20 y 30 pesos por cada servicio que realiza en su casa, ubicada en la colonia El Pípila.

"Mi esposo está casi ciego, entonces yo tenía que aprender un oficio porque no sé en cuánto tiempo él vaya a tener su vista y necesito aprender para ayudarlo. Él vende dulces en el semáforo", platicó.

La situación económica también es difícil para doña Sabina, de 50 años de edad. Es desempleada desde hace tres años, pues, dice, no le dan trabajo por ser mayor.

"Tengo una edad grande, no te dan trabajo donde quiera, entonces tienes que buscar los medios de cómo trabajar en tu hogar; eso es por lo que yo acudí aquí", explicó emocionada.

Alma y Sabina forman parte de un grupo de 30 mujeres a quienes se les impartió un curso por parte de personal del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Tijuana, durante un trimestre.

El material prestado y las clases gratuitas estuvieron al alcance de las amas de familia que se convirtieron en el sustento de sus hogares.