Aceleran proyectos para contrarrestar escasez de agua en Ensenada

El alcalde del puerto desconoce cuánto presupuesto podrían recibir de la federación para atender el problema, sin embargo aseguró que se mantienen los proyectos a corto plazo para contrarrestar la ...

Tijuana

Tras la declaratoria de emergencia por la escasez de agua en Ensenada por parte del gobierno del Estado, el alcalde del puerto, Gilberto Hirata Chico aseguró que para contrarrestar la problemática, continuarán con los proyectos a corto plazo previstos con Conagua así como con el gobierno de la República.

Declaró que esperan a que la federación cumpla con algunos proyectos como la extensión de un acueducto que solucionaría la escasez y otro proyecto para llevar agua de La Misión hacia el puerto.

"Necesitamos perforar un pozo en la Misión y aprovechar la propuesta que tenemos tanto con Conagua en México, llevar el agua de Río Colorado hacia Ensenada y la planta desaladora, que ya se está iniciando en Ensenada. Aparte también aprovechar las aguas de reuso allá en Ensenada, por la zona de maneadero"

Aunque mostró confianza en que se ejecuten los proyectos cuanto antes, desconoce cuánto presupuesto podría recibirse por parte de la federación para atender este problema.

Este jueves, el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, emitió una declaratoria de emergencia por la escasez de agua en el puerto, la cual fue publicada en el Periódico Oficial del estado, en una edición especial. Con ello, se instruye a distintas dependencias a determinar los recursos económicos para realizar los trabajos y obras necesarias para mitigar el problema.

En el documento refirió que el déficit de agua que enfrenta actualmente el municipio es de 250 litros por segundo, aunado a los problemas derivados del cambio climático, al aumentar los niveles de temperatura.

Este panorama ya había sido anunciado desde principios de febrero; autoridades municipales expusieron la crisis de agua que enfrenta Ensenada, donde la falta de lluvias obligó a tandear el suministro en la zona urbana y aplicar medidas drásticas en el sector agropecuario, como sacrificar ganado improductivo.

Esta situación incluso afectó el servicio de Bomberos, al atender incendios en las colonias que en el momento del siniestro no contaban con el suministro del vital líquido.