Considera Sidue modificar ruta de carretera a Ensenada

El secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano en el estado refirió que en 10 días estarán en posibilidades de dar información, así como proyecciones a corto y largo plazo y vías alternas
Entrevista: Manuel Guevara (Sidue) - 30 de diciembre de 2013 (Milenio Radio)

Tijuana

Manuel Guevara Morales, secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano en el estado (Sidue), habló de la posibilidad de reubicar la ruta de la carretera escénica Ensenada-Tijuana, la cual sufrió un derrumbe durante el fin de semana.

En entrevista para Milenio Radio aclaró que los recursos del Fondo Nacional de Desastres no aplicarían en este caso porque no se considera una emergencia y la autopista está concesionada a Caminos y Puentes Federales.

Sin embargo, lo que sí es posible es cobrar un seguro, contratado con Banobras, pero sostuvo que deben ser cautelosos en las declaraciones oficiales para evitar que la aseguradora se niegue a pagar.

Asimismo, declaró que el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese) sí está considerado en las mesas de diálogo para resolver el problema.

Guevara expuso que desde el fin de semana se han recibido visitas de varias instancias federales a la zona, como la SCT y Banobras, con los que se han logrado algunos acuerdos.

Refirió que en un período de 10 días estarán en posibilidades de dar información, así como proyecciones a corto y largo plazo y vías alternas, concentradas en una "matriz de alternativas".

El secretario expuso que en los 40 años que tiene en funciones la carretera, se han presentado cuatro problemas similares.

Mencionó que hasta el momento se manejan dos rutas alternas: una sería la carretera Tecate-Ensenada, accediendo por Valle de las Palmas, así como la carretera libre a la altura de La Misión.

Abundó que de 12 mil a 20 mil vehículos tendrán que ser desviados a esta última zona, mientras que el tráfico pesado se redirigiría a Tecate, ya que éste no puede transitar por el tramo más peligroso, que comprende 15 kilómetros.

Una opción más sería es modificar la ruta de la carretera, a la altura de Bajamar, estableciendo un tramo que conecte con la carretera libre.