Colaboran la OBC y más de 400 niños tijuanenses en Finale

El Centro de Artes Musicales, la OBC y las Redes 20-25 cantan y vuelan libres con Alas, la nueva composición de Arturo Márquez, que rinde tributo a Malala Yousafzai
OBC Finale
(Milenio Digital)

Tijuana

Una noche de esperanza para Tijuana. ¿Qué siente un menor que vive en la falda de un cerro y todas las tardes acude al Centro de Artes Musicales?

La vida se transforma con la música y esto quedó claro en el concierto Finale que ofreció la Orquesta de Baja California (OBC), los niños del Coro Arcoiris y los integrantes de las Redes musicales 20-25.

Y es que el quehacer artístico les otorga libertad; con esta composición de Arturo Márquez se rinde tributo a la joven Malala Yousafzai y a las agrupaciones comunitarias de niños en el mundo.

"Es realmente conmovedor ver cómo la música les ha cambiado. Realmente hace 4 años no existía nada de esto, entonces ver a más de 300 niños en escena es conmovedor ver cómo les cambia la vida, ver cómo los niños se transforman por completo, es una experiencia maravillosa", expresó Valeria Meza, maestra de violín en la colonia Camino Verde, en Tijuana.

Finale se realizó en la Sala de Espectáculos del Cecut, donde los familiares de los niños músicos y del coro pudieron observar el crecimiento en varios aspectos, desde el musical hasta el personal.

Uniformados, disciplinados y sonrientes, más de 400 niños mostraron de qué están hechos y porqué la música otorga un elemento esperanzador para el desarrollo de una comunidad.

Alfredo Álvarez, presidente de la Fundación del Centro de Artes Musicales (CAM), reflexionó sobre el trabajo realizado durante 2013.

"Es el cierre de los maestros, del trabajo de los alumnos, de los padres de familia y sobre todo es la ocasión de agradecerle a los patrocinadores durante todo el año. Es un momento de reunión, de recapitular todo lo que han aprendido. Es también la ocasión para hacer un alto y agradecer a quienes de manera desinteresada apoyan este gran proyecto", dijo.

Al evento asistieron directivos de las instituciones culturales como el director del Instituto de Cultura en Baja California (ICBC), Manuel Bejarano; el delegado del ICBC en Tijuana, César Hank, y la directora del Centro Estatal de las Artes (Ceart) en la ciudad, Vianka Santana, entre otros.

Tijuana tiene un nuevo rostro lleno de músicos niños y jóvenes que se han formando en las aulas del CAM en la tercera etapa de la Zona del Río.