Cederán multas electrónicas al próximo Ayuntamiento

A unas semanas de concluir la administración, el 20 Ayuntamiento reconoce que el trabajo de implementarlas lo tendrá que hacer el siguiente gobierno

Tijuana

Las multas electrónicas comenzarán a aplicarse hasta que entre la siguiente administración y se ponga de acuerdo con la empresa concesionada para ello, Global Corporation, reconoció el regidor Eduardo Enrique Parra Romero, titular de la comisión de Seguridad Pública.

Aunque ya se hizo el pago de 150 millones de pesos a la empresa para reactivar las cámaras de seguridad y finiquitar un litigio que se remite a la administración de Kurt Honold, los reglamentos municipales adaptados y el nuevo equipo no están listos, y el cierre de administración, encima del proyecto.

“La parte técnica que habrá de seguir es responsabilidad de la empresa, si ellos se tardan, para nosotros es simple y sencillamente estar atento a lo que ellos planteen, porque a partir de ese momento son sesenta días para adecuar reglamentos, señalamientos, precisar límites de velocidad, seguramente no será en esta administración cuando se den”

Pese a la insistencia que puso la actual administración para resolver el litigio con Global Corporation, Eduardo Enrique Parra Romero refirió que la empresa debe instalar un equipo de última tecnología, con nuevas cámaras, para evitar las multas dobles que se dieron en el pasado.

Aseguró que nunca se fijó un plazo para que la empresa cumpliera con este requisito.

Aunque el contrato signado en diciembre del 2012, estipuló que después de finiquitado el pago de los 150 millones por multas antiguas nunca cubiertas por la población, tanto empresa como Ayuntamiento tendrían un plazo máximo de 9 meses para echar a andar el programa

“Podíamos seguirlo litigando y aventarlo al 21 Ayuntamiento, pero no; obvio que nadie quiere multas electrónicas, las existen en Estados Unidos y ahí nadie dice nada, pero vamos de compras y allá si atendemos límites de seguridad, también forma parte de una cultura que tenemos que atender en la parte preventiva, que además forma parte de situaciones que tendrán que readecuarse en la ciudad”

El regidor insistió en que no se trata de un retraso intencional, sino adjudicable a la empresa; de ahí que tanto reglamentos como adecuaciones a los límites de velocidad o montos de la infracción estén fijados todavía.