Causa ISON expectativa en científicos de Ensenada

La trayectoria del cometa ISON se ubicará en su punto más cercano al sol el 28 y 29 de noviembre; su probabilidad de supervivencia es alta
Causa ISON expectativa en científicos de Ensenada
(Cortesía)

Ensenada

Científicos del Observatorio Astronómico Nacional del Instituto de Astronomía-Ensenada están a la expectativa del cometa ISON que en las próximas horas pasará a 1.2 millones de kilómetros del sol.

Manuel Álvarez, científico de la UNAM en el puerto de Ensenada, compartió imágenes captadas en los últimos días por la NASA, que tiene tiempo observando y espera que el cometa sobreviva porque será visible hacia el este en las madrugadas del mes de diciembre.

La trayectoria del cometa ISON se ubicará en su punto más cercano al sol el 28 y 29 de noviembre. Su probabilidad de supervivencia es alta porque es un cometa que viaja a 1 millón de kilómetros por hora.

Este podría ser uno de los eventos más importantes del siglo, cuando el cometa procedente de la nube de OORT, una región alejada del sistema solar de donde sale la mayoría de los cometas, se exponga.

El hecho de que venga de esta lejana región hace que sea estudiado por los astrónomos, puesto que podría dar indicios sobre el origen y formación de todo el Sistema Solar.

Dichas observaciones darán información adicional sobre la composición del cometa y de cómo su material se evapora.

Otro efecto que puede impactar al cometa en esta parte de su viaje es, que si el sol manda una nube gigante de partículas solares en el momento preciso y en la dirección adecuada cuando pasa el cometa, podrá expulsar la cola del cometa de manera inmediata.

El cometa ISON-2013 fue descubierto en septiembre de 2012 por dos astrónomos rusos: Vitali Nevski y Artyom Novichonok de la Red Óptica Científica Internacional.

Los cometas son cuerpos celestes del sistema solar que giran alrededor del sol; hay cometas periódicos que regresan en tiempos específicos y otros con órbitas parabólicas, que pasan solo una vez.

SOHO, el Observatorio Solar y Heliosférico, es el satélite puesto en órbita desde diciembre de 1995 y es actualmente una de las fuentes más importantes de información solar.

Adicionalmente, telescopios terrestres serán capaces de observar al cometa durante el perihelio.