Campamento de migrantes en Tijuana en el abandono

Cruz Roja ha dejado de atender los reportes de los casi 600 migrantes que se refugian en la plaza Constitución, en Tijuana, informó el dirigente de Ángeles Sin Fronteras, Sergio Tamai.
Actualmente, el campamento cuenta con un estimado de 370 casas de campaña y da atención a alrededor de 700 personas
Campamento migrante en Plaza Constitución (Brenda Ruiz)

Tijuana

Alrededor de 600 deportados e indigentes corren el peligro de morir sin recibir algún tipo de atención médica; quienes viven desde hace tres meses en el "campamento de migrantes", ubicado en la plaza Constitución, carecen de comida o servicios básicos como agua.

El dirigente de Ángeles Sin Fronteras, Sergio Tamai indicó que la Cruz Roja ha dejado de atender sus reportes y además, desde que llegaron el 7 de agosto, han peleado con las autoridades para recibir apoyo, sin que hayan tenido una respuesta.

Problemas de adicción, enfermedades crónicas y desnutrición, son algunos de los padecimientos de quienes llegaron a la plaza, conocida como El Mapa, ante la falta de un lugar para vivir.

"Dependencias oficiales, nomás vienen a sacarse la foto... aquí tenemos gente que se pueden inclusive morir de hambre, enfermedades... hablamos a la Cruz Roja, está colapsado el sistema, porque vienen o ni vienen, o nomás vienen y no se los pueden llevar ni al hospital... el Hospital General también. Hubo una persona que falleció, que llegó aquí con nosotros en los primeros días y dicen que fue golpeado por la policía, quedó en investigación y no ha pasado nada".

Tamai externó su preocupación por la falta de servicios médicos, ya que cuentan con dos baños portatiles que les fueron donados, pero que deben compartir entre todos los que viven dentro de la plaza, lo cual ya les ha generado problemas de infecciones.

Apenas la semana pasada, el activista recibió un ultimátum para desalojar la plaza propiedad del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y aunque habían llegado a un acuerdo para hacerlo el 15 de noviembre, decidieron no hacerlo porque no tienen otro lugar a donde ir.

A principios de agosto tan sólo 50 personas, originarias de Mexicali, habían llegado al campamento, pero a la fecha suman alrededor de 600 inquilinos, quienes continúan llegando para pedir alojamiento en el lugar.

Antes de llegar a El Mapa, algunos vivían debajo de la tierra o en construcciones improvisadas por ellos mismo dentro del canal Río Tijuana, pero fueron fueron obligados a retirarse de ese espacio, durante un operativo de la Policía Municipal.