Campamento migrante, sin recursos y en la incertidumbre

Se ubica temporalmente en la explanada del PRI en Tijuana; ante el exhorto de la dirigente estatal para retirarse del lugar, se encuentran en la incertidumbre de cuál será su destino
Actualmente, el campamento cuenta con un estimado de 370 casas de campaña y da atención a alrededor de 700 personas
Actualmente, el campamento cuenta con un estimado de 370 casas de campaña y da atención a alrededor de 700 personas (Brenda Ruiz)

Tijuana

Alimento, cobijas, ropa y medicamentos son las principales carencias del campamento conocido como "El Mapa", que da asilo a migrantes y fue instalado tras el desalojo de indigentes establecidos en la canalización del Río Tijuana.

Javier Reyes, miembro de la asociación Ángeles sin Fronteras y encargado del albergue temporal, explicó que debido a la falta de atención de las autoridades a este sector, así como de un recurso fijo para este rubro, han recurrido a la ciudadanía y diversos organismos civiles para poder ofrecer la atención a aproximadamente 15 personas nuevas cada día.

“La prioridad número uno es un albergue para toda la gente que está aquí, no sólo la que está aquí sino también a la que está en El Bordo. Porque se tienen ahí abandonada, como personas indeseables, pero recuerden que si nos remontamos a años pasados esa gente estuvo en Estados Unidos, la familia estuvo aquí libre en su estado, y les mandó dinero para que vivieran una vida mejor. Ollas más grandes para cocinar, con lo que tenemos, un tanquesito de gas, no alcanza para todas esas personas. Imagínese entran 12 personas, 24 cobijas, no las tenemos”

Explicó que actualmente, el campamento cuenta con 379 casas de campaña y da atención a alrededor de 700 personas; algunas están ahí desde que inició el operativo de limpieza de la canalización en agosto pasado, por lo que pidió el apoyo de la ciudadanía con donativos, sobre todo ropa de hombre y cobijas.

El lugar está ubicado en la explanada de las instalaciones del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en la Zona Centro de Tijuana, espacio que fue otorgado temporalmente; sin embargo, ante el señalamiento de la dirigente estatal Nancy Sánchez para retirarse del lugar, Reyes comentó que se encuentran en la incertidumbre de cuál será el destino de estas personas.

Expuso que están a la espera de la resolución de las negociaciones al respecto que se llevarán a cabo esta semana con el gobernador Francisco Vega y con integrantes del Congreso local, para conseguir que se aplique el recurso que se tenía destinado para este sector, o en su defecto, se destine otro espacio de alojamiento, que de acuerdo a versiones de las autoridades, puede alcanzar los 30 millones de pesos.

De no recibir el apoyo, el activista pro migrante advirtió que  los cientos de deportados se verán obligados a regresar al "Bordo".