California manda mensaje al Congreso: “es tiempo de una reforma migratoria”

“Mientras Washington se anda con rodeos”, el gobernador Jerry Brown firma ocho iniciativas para proteger a indocumentados
Archivo Milenio
(Twitter Asambleísta Lorena González)

San Diego

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó ocho leyes que benefician a indocumentados que viven en el estado, entre ellas el Acta de Confianza, que frenará miles de deportaciones para personas que no han cometido delitos graves.

El mandatario estatal aprovechó el Día Nacional de Acción por una Reforma Migratoria, el pasado fin de semana en todo el país, para hacer el anuncio y dar un breve respiro a indocumentados que viven en las sombras.

Jerry Brown recalcó que “mientras Washington se anda con rodeos”, California sigue avanzando para solucionar esta problemática.

La iniciativa más relevante es el Acta de Confianza, que limita la participación de policías locales con autoridades de inmigración por el programa Comunidades Seguras.

Dicha ley ya había sido vetada en otras ocasiones por el gobernador, por lo que fue calificada como una importante victoria por activistas, como Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos.

"Hemos estado luchando por los últimos tres años. No cabe duda que el esfuerzo de la comunidad tuvo impacto y convencieron al gobernador de que es una medida importante para aprobar. Nos da más ánimo para tratar de ver cómo podemos frenar redadas que tanto han separado familias. Aquí en California van más de 100 mil por el operativo Comunidades Seguras", expuso.

El gobernador también firmó medidas que protegerán a trabajadores sin documentos de amenazas de ser reportados a las autoridades de inmigración.

Primeramente, la SB-666 permitirá revocar la licencia de un negocio cuyo dueño tome represalias contra empleados en base a su estado migratorio, mientras que la AB-524 considera “extorsión” que alguien amenace a una persona o familia de reportarlo a las autoridades federales.

Asimismo, se aprobaron dos iniciativas de la asambleísta de San Diego, Lorena González.

La AB-1024 permitirá a profesionistas sin documentos recibir licencia de abogados, además de la iniciativa AB-1159, que impondrá restricciones y obligaciones para abogados o notarios que den servicios migratorios.

Por su parte, la ley SB-141 restablece el acceso a universidades y becas a jóvenes ciudadanos cuyos padres han sido deportados.

Además, la ley AB-35 permitirá que estudiantes en el Programa de Acción Diferida sean elegibles para asistencia médica y compensaciones de desempleo, además que establece que únicamente abogados acreditados por la Junta de Apelación de Inmigración están autorizados a solicitar cuotas para el trámite de dicho programa federal.

El regidor de San Diego, David Álvarez, aplaudió el liderazgo del gobernador Brown, deseando que sirva como mensaje para otros estados.

"El gobernador está viendo la realidad de lo que está pasando en este país, obviamente en California y esto debe de continuar a través de otros estados", mencionó.

Anna Castro, vocera de la Unión Americana de Libertades Civiles en San Diego, recalcó que es indispensable la postura que cada estado está tomando en el tema migratorio.

"Sirven como modelo, como inspiración para que el Congreso haga algo, ahora es tiempo", dijo.

Estas ocho leyes que fueron firmadas el sábado se unen a la iniciativa para permitir que indocumentados tengan licencias de conducir en California, que fuera aprobada por el gobernador dos días antes.

Mientras que la reforma migratoria continúa estancada en el Congreso de Estados Unidos, activistas y líderes electos de California aseguran que deben impulsarse medidas a nivel estatal que protejan a inmigrantes para, de esta manera, enviar el mensaje hasta Washington.