California facilita el acceso al aborto y enfermeras podrán practicarlos

Gobernador firma polémica ley que permitirá que enfermeras, parteras y asistentes médicos puedan llevar a cabo abortos

San Diego

El gobernador de California, Jerry Brown firmó una ley que permitirá que enfermeras, parteras y asistentes médicos puedan llevar a cabo abortos con técnicas de aspiración durante el primer trimestre de embarazo.

La iniciativa AB-154 de la asambleísta de San Diego, Toni Atkins da mayor acceso a esta práctica, contrario a otros estados que han aprobado leyes en contra del aborto durante este año.

Al respecto, Nora Vargas, vicepresidenta de relaciones comunitarias de la organización Planned Parenthood lamentó que en la mayoría del país “el acceso a un aborto seguro ha ido decayendo”, y que en California “se tiene la gran fortuna de que organizaciones apoyan los derechos de las mujeres de decidir un embarazo no deseado”.

Recalcó que con esta legislación, las mujeres tendrán acceso que normalmente no habían tenido, aunque el énfasis debe ser educación sobre educación reproductiva.

“Somos una de las organizaciones que más aboga para que la gente tenga los recursos que necesita para tomar la mejor decisión”, comentó. “Entre más información tenga la gente mejores decisiones va a tomar, nosotros debemos enfocarnos en educación para que las mujeres no tengan embarazos no deseados”.

Esta iniciativa busca que mujeres que viven en zonas rurales tengan acceso a que personas capacitadas puedan practicar abortos, en los primeros tres meses cuando se considera más seguro.

Para tomar esta decisión se consultó un estudio de la Universidad de California San Francisco que señala, los abortos realizados por enfermeras, parteras o asistentes médicos son tan seguros como aquellos efectuados por doctores.